043. San Martín de los Andes y Junín de los Andes, el inicio de la Patagonia

Actualización 05/04/17: La sección "Vacaciones Coihaique 2008" fue reemplazada por "Viajando con Panchito", donde podrás leer este y otros artículos sobre distintos viajes que he realizado.

De hace mucho tiempo que no les escribo referente a mis vacaciones a Coihaique, sin lugar a dudas una de mis mejores vacaciones que he tenido, salvo cuando fui a Punta Arenas el 2006 y que ojalá algún día les relate a través de este blog.

La última vez que les relate acerca de mi viaje a inicios de este año fue cuando habíamos llegado a San Martín de los Andes. Continuemos con este relato, tomado como ya saben de mi diario de vida.


Nos adentramos en la hermosa Patagonia Argentina



"Miércoles 13 de febrero de 2008: Junin y Sn. Martín... qué preciosidad de ciudad.
23:40hrs. ¡Hermosa! Así califico yo la ciudad de San Martín de los Andes. Si bien es cierto que no es una ciudad muy grande, es preciosa y muy acogedora. Estuvimos de 4.30pm a 7pm, luego de un viaje de tan solo media hora desde Junín. Al fin y al cabo, eran sólo 41 kilómetros. Recorrimos el centro de la ciudad. Habían muchos locales, así que, por dos pesos argentinos (unos trescientos treinta pesos chilenos), compré una postal... mi presupuesto no es mucho. La postal es para mi amigo Jimmy. Me faltan para: Mely, Luis, Jessy y Camila. Obviamente también para mi primo Daniel. Pues bien, luego de sacarnos fotos, nos fuimos a comer un helado (tomar, comer, da lo mismo). De ahí, fuimos a la plaza y, luego de recorrerla, nos fuimos".

Ese día íbamos todos con polera y bastante calor. Pero al llegar a Sn. Martín, un viento helado nos hizo ponernos al rato los polerones. Al otro día entenderíamos por qué era tan helado. Desde San Martín nos devolvimos los cuarenta kilómetros hacia Junín de los Andes donde, según indica mi diario, recorrimos "su plaza y una feria artesanal". De hecho, la foto mostrada al inicio es de un árbol que justamente se encontraba en la plaza de Junín.

Mi diario termina el día aludiendo a la continuación del viaje, rumbo al sur: "Mañana continúa el viaje. Me estoy apurando, ya que quieren que apague la luz". Realmente es muy emocionante viajar. Imagínense cómo será viajar en el futuro cuando la mano del hombre ya no contamine nuestro hermoso planeta. A propósito, mi próximo artículo hablará justamente de eso: el calentamiento global. Estará basado en una disertación que di en la Universidad de Concepción y en unas revistas que, a su debido momento, les indicaré su nombre.

Publicar un comentario

2 Comentarios

Anónimo dijo…
Hola!! Yo este año viajé a San Martín y es una preciosidad de ciudad. Me encantó. Bueno, en realidad no soy muy buena para los comentarios, pero aqui te dejo uno.
Saludos :P:P

Camila
Selene V dijo…
Hola! El 18 de septiembre fui a Villarrica por un congreso JA de la ilgesia, y auque es un peblito fome(según algunos) me encantó, es hermoso, la gente es amable y los automovilistas son respetuosos. Hasta el aire me cambió xD
Me gustaría concoer más al sur, porque relamente tanta naturaleza es estar más cerca de Dios.

Pancho!!! camboié nombre de blog!!! ara que me visites jeje.

Bye