153. Experiencias de un simple cajero 1

Te lo aseguro: ser cajero no es fácil. Tiene sus ventajas, pero la presión del cliente, quien cree tener siempre la razón, es fuerte. ¿Qué me ha pasado en el año y tanto que llevo de cajero? Averígualo
La entrada de un supermercado
El año 2009 marcó un antes y un después dentro de mi vida. Hastiado de estar en la universidad por obligación, sin motivación y con muchas ganas de arrancar de mis compañeros, decidí enfrentar a mi padre y, movido por intereses espirituales, abandoné mi carrera y me dediqué a buscar trabajo. Primero fue de cartero, ¿se acuerdan? Luego trabajé vendiendo gas en mi ciudad, y actualmente trabajo como cajero part-time en un supermercado. El resto del tiempo lo dedico entre mis amigos, mis actividades espirituales (reuniones y predicación) y estar con la familia.

Me siento muy feliz, porque me he dado cuenta de que si uno se propone las cosas en la vida, con esfuerzo y dedicación las puedes lograr. Mi meta era muy simple: conseguir y mantener un empleo a pesar de no poseer estudios superiores. Y si bien es cierto muchas personas me han dicho que no es la gran cosa ser cajero, puedo asegurarles que no cualquier persona puede serlo. De hecho, cuando me contrataron, me exigieron tener una alta capacidad de trabajo bajo presión. No comprendí mucho eso, pero con el correr del tiempo me ha quedado super claro.

A lo largo de este año y tanto como cajero me han sucedido muchas experiencias graciosas. Y no solamente graciosas, sino curiosas e incluso peligrosas. En este pequeño artículo les contaré tres experiencias que me han sucedido, tres de las muchas que me ha tocado vivir. No se preocupen: más adelante tocaré más experiencias.

"Hola guapo"
Llevaba aproximadamente unos 5 meses trabajando en aquel supermercado. Faltaba poquito para obtener mi contrato indefinido. Estaba en la caja 7 cuando, de pronto, aparecieron dos chiquillas ligeras de ropa (era casi verano). Me miraron y yo, cordialmente como lo hago con todos los clientes, las saludé con un "buenas noches". Una de ellas me respondió: "Hola guapo". Yo no atiné a hacer nada. Me quedé pegado unos segundos, con la pistola láser en la mano, y seguramente con la cara completamente roja.

Comencé a pasar los pocos productos que llevaban. En eso la otra joven me dice: "Tienes lindos ojos... ¿son verdes?". Yo le respondí: "¿Qué no te dai cuenta que son verdes, o soi daltónica?" "Son verdes". Sus miradas me acosaban y me sofocaban porque para más remate las jóvenes no eran para nada feas.

Lo peor vino cuando titubeé al dar el total de la compra. "¿Te ponemos nervioso?" me preguntó una. Esa pregunta al principio la hallé un tanto curiosa, pero después me molestó un poco por tal confianza que se habían tomado. "Jóvenes, paguen luego que tengo fila en la caja", les dije amablemente. Pagaron rápidamente y se largaron en un dos por tres...

Lo único positivo que rescato es que, por lo menos, tienen buen gusto :D

"Te comiste mi queso y mi jamón"
Hasta hace algunos meses, de las 21 cajas que tiene el supermercado, la caja 11 es la express, es decir, sólo pueden pasar que lleven hasta un máximo de 10 unidades. Justamente estaba en esa caja cuando, de pronto, aparece una señora con su esposo, este último en silla de ruedas. Llevaban pocas cosas, todas para preparar una pizza. Entre esas cosas, llevaban un poco de jamón y un poco de queso. Pagaron y, mientras retiraban sus cosas que les había empacado la empaque, pasó una señora que solamente compró dos bebidas. Ella pagó y se fue.

Habrán pasado unos 10 minutos cuando vuelve la señora, algo preocupada. "¿Sabe joven? - me dijo la clienta - Al llegar a casa nos dimos cuenta que no venía el queso y el jamón. ¿No se habrá quedado acá?". Revisamos y buscamos y no lo hallábamos. "Si hubiéramos encontrado algo, lo habríamos dejado en Servicio al Cliente", respondió mi empaque. En eso estábamos, conversando tranquilamente, cuando desde la entrada del supermercado (a unos 30 metros de mi caja) comenzamos a escuchar improperios y groserías. Miré y era nada más ni nada menos que el esposo de la señora, extrañamente ahora en muletas ¡Milagro! Lo que hace el enojarse con el cajero, ¿eh? Así que si está enfermo, enójese con un cajero y se curará al instante. "Prepárate - le dije a mi empaque -, esto se viene fuerte".

"¿Qué te creí, ladrón tal por cual? Te comiste mi queso y mi jamón..." fue lo mínimo que me dijo. Después de subirme y bajarme y de mandarle saludos a toda mi familia, e incluso a mi gato, le dije: "Cualquier reclamo, hágalo en servicio al cliente". Él fue y, al no haber nadie, el "caballero" volvió, esta ves amenazándome con las muletas que le devolviera su queso y su jamón. El griterío fue tal que llegaron dos supervisores y una jefa de sala para calmar la situación. El caballero ganó y se llevó su queso y su jamón que fueron a buscar nuevamente a fiambrería. Se fue celebrando como un cabro chico. Su esposa me pidió disculpas por su esposo. Eso fue loable.

Quizás te preguntes: "¿Qué pasó con el queso y el jamón que se había extraviado?". A decir verdad me lo comí junto con mi empaque a medias y nadie se dio cuenta, según la jefa de sala, la señora que venía a continuación, la de las dos botellas de bebida, descaradamente se robó el queso y el jamón. ¿Qué tal? Pagan justos por pecadores, ¿no?

"Por eso eres un mísero cajero"
Un problema habitual es cuando te quedas sin sencillo en caja. En esta ocasión no me quedaban billetes de 5000 y 1000 pesos, pero sí tenía muchas monedas de 500 pesos que anteriormente un caballero me había dado como pago por su compra. En eso aparece una señora que, a buenas y primeras, parecía una tranquila y dulce señora, como cualquier otra. Sólo traía una galleta, cuyo valor es de $89. Pagó con un billete de 10000 pesos. "¿No tiene nada de sencillo, ni siquiera $100?" le pregunté a la señora. "¡No! - me gritó -  Necesito sencillo así que no me molestes y dame el vuelto rapidito" me respondió. 

Una gaveta
Cuando abrí la gaveta, pensé: "Si quiere sencillo, lo tendrá, porque no tengo billetes de 5000, ni de 1000". Le di los $9911 pesos en monedas de $500, $100 y $10. Cuando se las pasé en su mano, la señora explota en furia y me tira todo el vuelto hacia mi cuerpo. "¿Qué te creí cajero de porquería? No eres nadie y me dai esta porquería de vuelto: ¡Dame el vuelto como corresponde..." me gritó, incluyendo una que otra grosería. "Disculpe señora, su vuelto ya se lo entregué - le respondí tranquilamente -. Si usted decide tirarle SU vuelto de vuelta al cajero, es de su responsabilidad. Muchas gracias, hasta luego". La señora esperó unos instantes, pero yo seguí atendiendo al siguiente de la fila. 

Una ves que recogió todas las monedas, me dijo, yéndose: "Por eso eres un mísero cajero". Yo no le respondí, para no seguir con la discusión. El caballero que venía después de la fila me dijo: "Vieja loca no más", jejejeje.

Pues bien, luego de haber leído este pequeño extracto de lo que sucede en la vida de un cajero, cabe preguntarse, ¿es fácil ser cajero? Mi experiencia dice que no... por lo que nunca mires en menos a los cajeros. Son profesionales en su oficio, y por algo están allí, atendiendo público. Gracias por su atención. :)

A eso le llamo yo "Posar"... ni siquiera está prendida la caja para atender :P

Publicar un comentario

30 Comentarios

Yass dijo…
wenisimo articulo!! ahora les llevare regalitos a los cajeros :)! jajajjaja naa enserio ;)! buen articulo :)!! demuestra como se gana la vida un joven en Chile !
Anónimo dijo…
jajajjaja buena panchito osea perdon sr. albornoz me gusto tu articulo :) pero me molesto que hayan sacado a tu gato en la pelea jajajaja eso no se hace! cuidate y ojala sigas publicando las cosas que escribes en mi muro de face para reirme un rato chao..
valentina
Anónimo dijo…
muy buenas las experiencias muy entrete tienes el don panchito jejej t kero:) (NATALIA)
Panchito dijo…
Yass: gracias por tu comentario. Ammm, cuidaíto con los regalitos a los cajeros, eh? A menos que sea sólo a mí :D :D... Gracias por lo de "buen artículo" y bueno, no sé si demostrará como se gana la vida un joven de Chile, pero igual :P

Saludos pequeña golpeadora de brazos :D
Panchito dijo…
Valenlina: gracias por estar aquí. Ammm, pues, a decir verdad, el "caballero" no metió al gato, pero lo puse para exagerar la situación y ver que ese individuo estaba de verdad muy EXALTADO. Dale, publicaré más de mis artículos en tu muro :D :D

Natalia: ¡Kiu pos eriazo! :P Muchos me dicen que tengo el don... yo sólo me dedico a escribir. Me encanta hacerlo. Gracias por tu visita.
Jano dijo…
Uff, que cosas no, desde piropos a improperios, y todo por ser un joven trabajador, a veces las personas mayores piensan que porque uno trabaja en labores no "profesionales" osea que no se estudia en la Universiadad o algo así, la labor no tiene merito alguno, si fuera por eso no te pagarían , lo cual es un completo error cuando las pegas que involucran publico son las peores , en cuanto a estres mental, y si a eso le sumas dinero, uff agarrate cabrito. Asi que te compadezco, tengo tratos con muchos amigos cajeros y he escuchado , anecdotas muy parecidad a las tuyas y te puedo decir que hay peores, asi que dale gracias a Jehova, que te ha ayudado a salir de los problemas que has tenido y que no te han llegado casos mas extremos (espero) , así que sigue así llevando adelante la encomiable labor de cajero, aunque puedo decirte que yo nunca lo podría ser por mi carácter, no aguanto que me pasen a llevar y me carga la gente soberbia y mal educada, se que debemos amontonar brazas en la cabeza de nuestros enemigos , pero a la larga cansa lamentablemente.

Oie Panchito no te pongas celoso, si Yass quiere regalarle cosas a otros cajeros es porque ella debe ser muy buena persona y ama al prójimo, así que no te pongas celoso, y que le regale cosas a quien quiera ... conste que no soy cajero. CUIDATE :D
"El Caballero de Muletas" dijo…
Hola soy el "caballero de muletas"...
....donde nos venimos a encontrar eeeeeeh...
...te cuento que cuando llegue a mi casa nuevamente...me di cuenta que no venian las salsas de tomates...asi que volvereee!! y esta vez sin silla ni muletas!!!...
Panchito dijo…
Jano: Es verdad, hay que tener una paciencia enorme para trabajar, no solamente de cajero, sino en cualquier trabajo que involucre servicio al cliente. La gente está tan insolente y maleducada que no duda en pasar por encima de otras personas con tal de que no las atropellen a ellas. Que Dios me de paciencia.

Y no me puse celoso por que Yass dará cosas a cajeros... solo leseaba :) Saludos!!

El caballero de muletas ha hecho su aparición. Con mucho gusto lo esperaré en el supermercado, sin embargo, recuerdo perfectamente que no llevaba salsa de tomates. :)

Saludos!
"El Caballero de Muletas" dijo…
EL "CABALLERO DE MULETAS" HA CERRADO SESIÓN
"El Caballero de Muletas" dijo…
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Panchito dijo…
Debo recordarle al supuesto "Caballero de las muletas" que hay ciertas normas que respetar a la hora de dejar un comentario, como por ejemplo: "Cualquier comentario que sea insultante [para el moderador] será borrado [...]. Da a conocer lo que piensas, EN UN MARCO DE RESPETO".. Por eso he suprimido su comentario. Gracias.
"El Caballero de Muletas" dijo…
Jajaja era broma panchito , no seas tonto grave por mi comentario , y deja que publico opine si era o no ofensivo... era todo en margen de broma y respeto ;)
Panchito dijo…
El Caballero de las muletas: Está bien, lo tomaré como una broma, pero aun así no publicaré el comentario indicado como SPAM. Espero su comprensión. Saludos!
moro0xiitah dijo…
jajajajja nano te pasaste esta muy bueno pero te faltan muchas historias aun por kontar jajajajajajjajjaa ;D
Panchito dijo…
moro0xiitah: Jajajaja, nana, me faltan muchas historias que contar, pero las dejare para las siguientes partes. Gracias por tu comentario :)
"El Caballero de Muletas"(Oficial) dijo…
Creo que alguien me está suplantando ya que despues del comentario que hize: "El Caballero de Muletas" HA CERRADO SESIÓN....

Yo no comente nuevamente sino lo hizo otra persona y quisiera saber quien es el chistosito que me está dejando mal...!!!!!!..

Atte."El Caballero de Muletas"(El Oficial)
Panchito dijo…
"El caballero de Muletas"(Oficial): No tengo ni idea de todo esto, y ya esto se está prestando pa' la chacota. Yo con este artículo pretendía mostrar lo difícil que resulta trabajar como cajero... no sé si alguien suplanta a alguien, no tengo ni idea. Saludos!
"El Caballero de Muletas"(Oficial) dijo…
Tienes razón...la verdad independiente de el problema que tuvimos me gusto el artículo...y antes de retar a un cajero lo pensaré dos veces...hasta luego Francisco...será hasta la próxima compra...

Atte. "El Caballero de Muletas"(El Oficial)
Panchito dijo…
Gracias por tu comentario. Y claro, nos veremos en el supermercado :P
Anónimo dijo…
¡¡muy buen articulo1! me encanto!!!, a decir verdad ser cajero se ve de afuera cm algo facil, pero ahora ya me di cuenta k no lo es tanto.
Panchito dijo…
Anónimo: Gracias por tu comentario. Para que te des cuenta de que no es fácil ser cajero. No olvides que vendrán más partes... ¡ah! Te sugiero que puedas dar tu nombre, con total confianza. Saludos!
Anónimo dijo…
ok, lo voy a tener presente pero no te prometo nada. jijiji :P
Panchito dijo…
Anónimo: ¡Qué rapidez para responder! Bueno, ojalá para la próxima des tu nombre y así mi respuesta sea más cercana y personalizada. :D
Anónimo dijo…
Pancho, me tienes sorprendida, eres el representante de muchas y muchos en tu oficio, te felicito
Panchito dijo…
Quizás, no lo había visto desde ese lado :P Y deja tu nombre con total confianza para la próxima vez que visites mi blog. Saludos!
Arturo dijo…
Amigo me parecio muy interesante el relato de verdad,yo tambien fui cajero y por eso te entiendo,pasa cada cosa que a veces sales de trabajar deprimido ,pero tambien hay muchas personas que con un gracias o un gesto de buena voluntad te ayudan mucho .Sigue asi
Panchito dijo…
Arturo: gracias por comentar. Como fuiste cajero, debes comprender perfectamente lo que viví durante mis 4 años como cajero de supermercado. Que bueno que te haya gustado mi artículo y espero que vuelvas por estos lados. Saludos! :D
Anónimo dijo…
Me gusto este artículo .te comento q me han cobtratado para. Cajera pero tengo miedo no tengo experiencia y es solo por un mes el.contrato algun consejo que me puedas brindar
Anónimo dijo…
Yo kiero superarme pero es solo un mes de contrato no.creo q pueda aprender y encima si no.cuadra la caja te descuentan de tu sueldo eso no me gusta.consejos Porfavor
Panchito dijo…
Anónimo: aunque debo concluir que eres anónima porque dijiste que vas a ser cajera. Agradezco tu comentario y lamento escribir algo tarde, pero es que no tenía internet en casa.

No es difícil ser cajero. La clave está en tener dos cualidades: paciencia y concentración. La primera te servirá para lidiar con clientes conflictivos que alegan por los precios, por las largas filas o porque no le diste los 2 pesos del vuelto. Y la segunda para poder dar el vuelto como corresponde y no equivocarte. Tienes razón que descuentan de tu sueldo si te falta dinero, por eso hay que tener cuidado con los vueltos o los famosos cambiazos. ¡Ah! Aprendete muy bien los billetes para que puedas identificar cuando te paguen con uno falso.

Espero saber de ti y ver cómo te fue en tu aventura como cajera. Saludos!