391. Feliz con mi nueva consola de videojuegos

Escucha este artículo (3:45 min)




Me encantan los videojuegos. Me hacen pasar buenos ratos y sirven para poder distraerme cuando me siento agobiado y cansado. Claro, hay que mantenerlos a raya, pero mientras uno le dedique lo justo y necesario, no deberían haber problemas.

Pon aquí la introducción a tu artículo
De hace mucho tiempo que tengo una consola NES en mi casa. Sí: la NES original, esa consola mítica de los años 80. Con ella he pasado cientos de horas de diversión con juegos como Megaman, Super Mario, Tetris o Kirby. No me arrepiento de tenerla y ni por si acaso pienso soltarla.

Sin embargo, de hace un tiempo que tenía ganas de comprar una consola de videojuegos algo más actual que mi NES. Claro, estuve viendo las últimas consolas del mercado y sus precios están por las nubes. De segunda mano también: los precios están altísimos, gracias a los bonos que el Estado ha dado por la pandemia y los retiros de la AFP, que hacen que la gente tenga más plata y, claro, quienes venden quieren su tajada en este boom de subida de precios (mi hermano Andrés habla de eso en su sitio web Mi Lado Nintendo. Se los recomiendo: es un buen sitio).

El que busca siempre encuentra

Miraba y miraba y todos los precios estaban fuera de mi presupuesto. Gracias a Dios no gano mal en mi trabajo, pero tampoco estoy para gastar 300 mil pesos en una consola de videojuegos. En eso, mi hermano Andrés me manda una publicación de Facebook donde vendían una Nintendo Wii a sólo $60.000. "Está baratísimo", pensé, pero no estaba urgido por comprarlo hasta que, cuando quise hacerlo, ya se había vendido, sólo 15 minutos después de que mi hermano me lo comentó.

Al principio no me sentí mal. Pero con el correr del día pensaba sobre el por qué no aproveché de comprarlo, si estaba tan barato y era de acá mismo de donde vivo. Así que me puse a buscar una Wii para comprar. La mayoría de las consolas estaban caras. Pero no me rendí: seguí buscando y buscando, hasta que hallé una tienda en Santiago que la vendía al mismo precio ($60 mil). Aquí les dejo el enlace de "Tiendita Consolas" en Facebook. Al precio tenía que incluir el despacho a domicilio ($5 mil). Por $65 mil obtendría una Wii más muchos juegos, no solamente de aquella consola, sino también de NES, SNES, GBA, SEGA, PS1, N64 y GCN. Me llegó en un día (súper rápido), y venía lo siguiente en el envío:

La consola Wii


El kit incluía la consola, el cargador con un adaptador de corriente, 1 mando, y un pendrive con juegos. El control negro que aparece en la foto lo compré aparte. Además de eso, el vendedor me dio instrucciones de cómo instalar la consola, para no tener inconvenientes en el camino. Hice todo al pie de la letra y... voilá. Todo funciona a la perfección.

Disfrutando mi nueva adquisición

Algunas fotos de los juegos que trae. Pincha en la foto para agrandar.

He pasado varias horas entreteniéndome con los juegos que trae la consola. Venía con un pendrive de 8GB con muchos juegos de las plataformas anteriormente mencionadas. Aprovecho estos últimos días con licencia por mi accidente (vuelvo el lunes a trabajar) para poder jugar con la Wii. A continuación les dejo un pequeño vídeo de mi nueva consola... bueno... de nueva no tiene mucho, pero es más moderna que la NES que tengo en casa y que, de vez en cuando, aún la uso.



¿Y tú? ¿Qué consola tienes en tu casa? Conversemos en los comentarios. :D
 

Publicar un comentario

0 Comentarios