181. Sobreviviendo en una sociedad sin respeto

Este artículo está en "Radio Donde Panchito". ¡Escúchalo!
Habría que estar muy ciego como para no darse cuenta de que la sociedad va en franca decadencia. Y no me refiero al grupo musical "La Sociedad", sino a la sociedad humana en su conjunto. Dos hechos específicos me han hecho meditar en la teoría del yoísmo, y de que cada vez hay más personas que no les importa los demás, sino sólo su interés propio. Te invito a que reflexiones leyendo este artículo.
Una sociedad cada vez más irrespetuosa
 
¡Qué rabia! De verdad que este artículo debe ser el que comienzo con más rabia de los 213 que he escrito en este blog. ¡¡Rabia de cómo puede haber tanta gente inculta, rota, irrespetuosa, y un sin fin de otros calificativos...!! Pero no quiero caer en la misma palabrería de ellos. Yo no quiero llegar a ser un inculto, roto o irrespetuoso faltándoles el respeto a aquellas personas. Pero, lisa y llanamente, pareciera ser que algunas personas necesitan un tate quieto para que reaccionen y se den cuenta de cómo son.
Tan molesto estoy, que tuve que poner en Youtube un vídeo con el sonido del mar, para poder relajarme. Y vaya que resulta. Claro, no es lo mismo estar en frente del mar, escuchando el rompimiento de las olas en las rocas costeras, que estar acostado en tu cama escribiendo un artículo y escuchando un vídeo del mar. Pero la sensación de relajación es parecida... me hace meditar... meditar en que vivimos una sociedad cada vez peor. Una sociedad donde nadie respeta a nadie, y quedas como bicho raro si tratas respetuosamente a los demás.

Pero, ¿por qué estoy tan enrabiado? ¿A qué se debe que diga que vivimos en una sociedad donde nadie respeta a nadie? Ponte cómodo: te contaré dos experiencias que me pasaron justo ayer viernes, y luego saca tus propias conclusiones.

En la micro, yendo al médico

Aprovecho la instancia para comentarles que, hace unos días, me diagnosticaron un quiste en la zona sacra (esto es, un poco más abajo de la columna), por lo que deberán operarme en los próximos días. Eso quizás haga que deje un poco de lado mi blog, ya que no podré actualizarlo por estar en reposo. Pues hoy fui al médico para hacerme unos exámenes para corroborar el quiste. Y, al tomar la micro, junto con mi madre, nos encontramos con la misma historia de siempre: la micro totalmente llena.

¡Hey! Cede el asiento
Pero para mí eso no fue lo más molesto. Lo que me molestó fue que, junto con nosotros, se subió una señora de edad. Bueno, bueno, eso tampoco me molestó XD Lo que me molestó fue que NADIE fue lo suficientemente respetuoso para cederle el asiento, aun cuando en las micros hay una pegatina que dice: "Estudiantes: es signo de cultura ceder el asiento a mayores de edad". Y es que, en realidad, no es necesario ser estudiante para ceder el asiento. Habría que ser muy pavo como para no despailarse y ceder el asiento.

En los primeros asientos (donde yo quedé parado, ya que no pude avanzar mucho), viajaban dos jóvenes, que no pasarían los 25 años de edad. Sé que vieron a la señora... pero ninguna se paró. ¡Qué vergüenza! Y ojo: esos asientos son preferencias para tercera edad. ¿Dónde está el respeto? Por el suelo... y nadie lo recoje... Me hace pensar en que esta sociedad es muy egoísta, y va en franca decadencia. Bien dice cierto libro antiguo, del cual mucha gente se burla o ni la pesca, ese libro fantástico llamado Biblia: "En los últimos días vendrán tiempos difíciles. La gente estará llena de egoísmo,[...] ingratos, [...] insensibles, [...] enemigos de todo lo bueno" (2 Timoteo 3:1-5) ¡¡Qué imagen tan realista con respeto a la sociedad actual!! ¿Acaso no está la humanidad con estas características?

Por favor, si tú eres joven, recuerda que algún día llegarás a ser viejo. ¿Te cuesta ceder el asiento a mayores de edad? Ahhh, seguramente también mereces descansar mientras viajas en la micro, ¿cierto? Pues, te digo: descansa en tu casa. Una señora de 85 años que apenas pueda subir a la micro no puede, ni debe, viajar parada. Es tu deber moral ceder el asiento. Piensa por un momento: Si tú tuvieras 85 años, te cuesta caminar, apenas puedes subir a la micro, y ves que nadie, NADIE, absolutamente NADIE te cede el asiento, ¿cómo te sentirías? Y anda a alegar, porque los jóvenes de ahora andan tan sensibles, que les dices una palabrota y te sacan los derechos humanos y quizás qué otras cosas.
¡Hey! No es necesario que tú seas parte de un sistema yoísta: una sociedad que sólo piensa que primero "yo", segundo "yo", tercero "yo" y último... "yo". Mostrar un pequeño acto de cortesía, como ceder el asiento, dar las gracias, pedir por favor, o pedir permiso, no sólo demuestra respeto: demuestra que eres una persona educada que valora al prójimo y la trata como lo que son: personas de carne y hueso... como tú.

¿Acaso es tontito?

Lo relatado anteriormente ocurrió en la mañana. No sabía lo que me iba a esperar en la tarde. En el trabajo, como cajero, me tocó la caja express, donde sólo se permiten un máximo de 10 unidades. Es decir, no pueden pasar carros llenos, por lo que el cajero, en este caso yo, debo indicarles que se cambien de caja. Pero no sé si la gente no sabe leer español que igualmente pasan con carros, aun viendo los dos letreros que indican "Máximo 10 unidades". Intento ser amable con esas personas, y algunas me responden amablemente, e incluso me piden disculpas. Pero hay otras que, sinceramente, sacan de quicio. Una señora me dijo que "yo no tenía ganas de atenderla" porque la eché de la caja por llevar un carro lleno. Otras personas me han tratado de "flojo", "sacador de vuelta" y otras cosas más, tan sólo por respetar la caja. Pero lo de hoy, casi me hace llorar de pena y de impotencia.
 
Insisto: NO ES FÁCIL ser cajero
 
A eso de las 8.30 de la noche había una fila considerable de gente en mi caja, y al atender mucho público, la caja se bloquea al llegar a cierta cantidad de dinero, para que obligadamente una supervisora me retire el dinero y no tenga yo el riesgo de que me roben mucho dinero. Pues justamente eso ocurrió: se bloqueó la caja y la supervisora llegó a mi caja. Mientras me retiraban el dinero, la supervisora me cuenta cosas y yo le respondo y así nos reíamos; claro, mientras me sacaba el dinero. En eso, un par de señoras, mal educadas por cierto, comenzaron a decir que apurara la causa, porque estaban apuradas. Dígame usted, estimado lector: ¿Qué culpa tiene el cajero que de ellas vayan apuradas? ¿Qué culpa tiene el cajero de que el supermercado tenga pocas cajas abiertas? Claramente se sabe que el cajero no tiene la culpa: al fin y al cabo, es un peón más del ajedrez llamado Supermercado. Pero eso pareciera ser que a los clientes se les olvida.>

Es comprensible que aleguen por la poca cantidad de cajas, pero ¿Será necesario faltarle el respeto a quien les da un servicio? La historia prosigue: la siguiente persona que pasó por mi caja, tenía un problema con su tarjeta al pagar, por lo que comenzamos a demorarnos. El par de señoras comenzó a increpar a la clienta que tenía el problema con la tarjeta. La cosa no se veía muy bien, porque al atender al par de señoras, una de ellas le dijo a la otra: "Y más encima el cajero es choro".... recuerdo perfectamente cómo eran esas señoras (por si algún día leen este artículo, o por si alguien las reconoce): una era rubia, flaca, de unos 55 años de edad, y la otra era de contextura más gruesa, de pelo negro, con lentes, de unos 50 años. Intenté por todos los medios explicarle a la señora de lentes que no era culpa mía que hayan tantas filas. Todo fue en vano: me interrumpía y decía: "¿Sabí qué más? No quiero escucharte más". Le entregué el vuelto y le respondí: "Entonces, puede irse. Muchas gracias". Y proseguí con el siguente cliente.

Mi empaque me contó más tarde que, mientras la señora de lentes me hacía callar, la señora rubia le había dicho que yo era un tontito, o dicho de otro modo, un enfermo mental que no tenía más cabeza para ser más que un cajero. Mi empaque me defendió, claro está. Pero saber eso me hizo casi llorar... no miento que se me pusieron los ojos llorosos. Indirectamente menoscabó mi trabajo y, de paso, me menoscabó a mí mismo. ¿Acaso es fácil ser cajero? Basta con que leas tooooooooodas mis experiencias que he tenido para que te des cuenta que NO, NO ES FÁCIL. Y se exige concentración y MUCHA PACIENCIA para tratar con personas... como este par de señoras.

Respeta a los demás
Qué curioso. Siempre pensé que las personas de más edad tenían más respeto que los jóvenes de la actualidad. Pero veo que estoy equivocado. Mi teoría se ha derrumbado: la edad no es sinónimo de respeto. La ecuación no es tan así como que, mientras más edad, más respetuoso. La ecuación es: mientras más educación, más respetuoso. ¿Habrán ganado algo las señoras con insultarme y hacerme enrabiar? Claro que no, la fila seguía allí, yo no me apuré. y todos nos enojamos. Yo perdí 800 pesos en mi caja, quizás por el nerviosismo y el mal rato que me hicieron pasar estas señoras.

Estimado lector: no nos hagamos los ciegos. La cosa no anda bien. La gente anda alterada, con poca paciencia, descriteriada, insolente y mal educada. Pero no debemos ser como el resto. ¡Sí se puede ir contra la corriente! Ser respetuoso con los demás habla bien de tí, das un excelente ejemplo digno de imitar, y lo mejor de todo... ser respetuoso con tu prójimo te llevará a respetarte a tí mismo. Espero que este artículo haga pensar a más de alguno que aun podemos cultivar buenos modales para llevarnos bien con los demás.
Se sabe....
 
¡¡Ahhh!! Durante todo este artículo estuve escuchando las olas del mar... y fue tan rico... ¡Relajante! Boté todo el estress del día de hoy. Y con este artículo me he desahogado. Espero tenerles prontamente una nueva entrega. ¡Recuerda! Tu comentario me es importante. Déjalo a continuación, bajo el artículo. ¡Hasta pronto!

Publicar un comentario

18 Comentarios

  1. karitto garciia13/10/12 1:22 a. m.

    Panchito bucha que tienes mala suerte, hoy al parecer no fue tu dia :/ ni en mio tampoco, pero que le vamos hacer. Hoy nos damos cuenta que la educacion no sirve de mucho, Y esta muy bien dicho RESPETEN PARA QUELO RESPETEN..!!! me gusto tu blogs hoy. Oie panchito y tu no les dijiste nada a las nicñas para que le dieran el asiento a la señora..??

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Karitto garciia: Gracias por tu comentario. Pues, a decir verdad, sí se lo mencioné a las niñas. Pero no directamente. De manera sutil le dije a mi madre en voz alta: "¿Cómo puede ser posible que nadie le ceda el asiento, y menos esas chicas que están en asientos preferenciales?". Ni se inmutaron, lo cual demuestra que eran unas maleducadas. Y en general el sistema es así.

      Claro está, no hay que meter a todos en el mismo saco. Hay gente que se saca un siete en lo que se refiere a educación y respeto. Saludos!! Y vuelve pronto :)

      Borrar
  2. Muchas veces también los empaques somos víctimas y también videntes de tal mala educación de los clientes del supermercado. Creo que a veces no es necesario con entristecerse con cada "pelotudez" que la gente nos dice a diario. Tú así cómo yo y todas las personas que trabajamos a diario, sabemos lo que somos y lo que valemos. Está de más decir que me gustó bastante tú publicación, por lo que me gustaría añadir que nosotros, esas personas que somos miradas en menos, somos los que el día de mañana moveremos el país, por lo mismo, debemos enseñarles "a la gente, a ser gente". Saludos Panchito!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. John Sánchez: Muchas gracias por dejar tus impresión sobre mi artículo. Y tienes toda la razón: muchas veces los empaques sufren con los clientes pesados y sin respeto, que alegan por cualquier cosa. Lo curioso es que, cuando no hay empaques, ahí se acuerdan de lo importante que son. Veamos si con el correr del tiempo podemos enseñarle a la gente a ser gente, como dices tú. Saludos!

      Borrar
  3. Sophy Bautista13/10/12 11:45 p. m.

    Hey Panchito! Tengo un buen rato de no comentarte nada por acá xD Pero regrese, porque particularmente este articulo me llamo mucho la atención, y quiero comentarlo :DD Punto por punto.
    Comenzando con lo de la operación, que por cierto deseo que te salga todo bien. Yo se lo que es eso, créeme. Ya me han operado dos veces a mis escasos 15 años. La primera, casi recién nacida, no cuenta. Pero la segunda, a inicios de junio del 2011, si cuenta. Veras, a inicios del 2011, me diagnosticaron un quiste de ovario, de 5 x 3 cm. Era tan pequeño que no necesitaba operación. Pero allí por mayo de ese año, me volvieron a hacer una ultrasonografía, y esa cosa había CRECIDO como dos centímetros mas. Y me dijeron que me iban a operar. En ningún momento tuve miedo, solo frustración porque iba a perder 3 semanas de clase. Tuve fe en Dios, sabia que nada saldría mal, y aunque saliera mal, Dios querría que así fuese. Lo mismo te digo, no tengas miedo, ten fe y todo saldrá bien ^.^ Por cierto, después de operarme, el TUMOR (porque ya no era quiste) media 12 x 9 cm. :s
    Ahora volviendo al tema, si, tenes toda la razón. Eso, eso si que da cólera. Yo trato la mayoría del tiempo de ceder el asiento, no solo a ancianos, sino a mujeres embarazadas, con un niño en brazos, o que llevan mucha carga. Y si a veces no lo hago, no es porque no quiera, sino porque no me doy cuenta (soy una distraída que siempre va viendo por la ventana de los buses xD ). Pero ahora, trato de estar mas atenta a ver que personas se suben en los buses. Una vez me paso que me subí al bus, mega cargada, llevaba un cachorro en un brazo, y bolsas en el otro brazo. Ni que decir que casi me escapo a caer. El bus iba lleno, y ni una sola persona me ayudo en nada. A veces también me pasa, que cuando voy con mi madre, o con la señora que trabaja con nosotras, el bus va lleno, y solo hay un asiento; ese asiento se lo cedo ya sea a mi madre o a la señora, según quien vaya conmigo. Imagina, ¿cuanto no pasaran de pie estas personas al día? ¿cuanta menor resistencia tienen que una persona joven? Hay que ponerse en el lugar de otras personas. Igual que como tu dices, imagina cuando tengas unos 85 años, y te veas en esa situación. Daría rabia. Ahora con lo de las señoras. Sin palabras. Es cierto que pueden ir a apuradísimas (porque ya me ha pasado) pero la culpa es de ellas por no calcular bien su tiempo, y preveer ese tiempo de inconvenientes. La culpa no la tiene el cajero, osea tu. Y una pésima falta de educación y de respeto hablar mal de las personas, ademas sin razón, y mucho peor enfrente de las mismas personas. Y si, yo en tu lugar también me hubieran dado ganas de llorar de rabia y de cólera. Otra experiencia mía (ojala no te aburra), y que no se si aplica. Tengo dos compañeras, son nuevas este año. Es muy muy difícil tratar con ellas, porque si les llegas a pedir un favor importante, de la nada te salen con gritos, quejas, y casi con amenazas. Por pequeños reclamos. Así yo cada vez que llego a pedirles algo, siempre llego así: "Sin gritos, sin reclamos, solo les quería preguntar algo..." Y por supuesto, con el mas tranquilo de los tonos de voz. Y funciona. Respeto quiere respeto; aunque no siempre te va a funcionar, ya que habrá personas que no te pagaran con la misma moneda, no debes rebajarte a ellas. Tu eres tu, y así demuestras tu educación.

    Bueno, gracias por tomarte el tiempo de leer todo esto. Y perdón por el tiempo de no comentar :s

    Saludos y abrazos, Sophy.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Sophy: ¡Vaya! Volviste. Sí que te echaba de menos por estos lados. ¡Y de qué manera volviste a comentar! Me requetegustó tu comentario. Ya veo que no solamente en Chile pasa estas cosas, sino también allá donde vives, en El Salvador.

      Pues, con respecto a tu operación, me alegra saber que alguien a quien conozco haya pasado por algo parecido a lo que pasaré yo. Cuando me hicieron los exámenes, el quiste medía 3,5 x 3,5 cm. Y es en la zona sacra, un lugar muy doloroso. El jueves de la otra semana sabré cuándo me operan. ¡Gracias por tus palabras!

      Y bueno... sé que no fue culpa mía lo de las señoras en la caja, pero debo soportar esa clase de tratos con tal de llevar dinero a mi hogar. La cosa es que la sociedad egoísta e insolente cada vez se hace más latente, y deberemos lidiar con eso... al menos hasta que Dios diga basta.

      ¡Gracias por ser una lectora asidua de Donde Panchito, y espero verte pronto por acá!

      Borrar
  4. Karenina Andrea14/10/12 12:01 a. m.

    A veces me pasa que ando tan gruñona con todos, pero es la costumbre de andar siempre a la defensiva, porque antes de que yo sea mala onda, es porque muchos son mala onda conmigo, y al final gente que uno no conoce te amarga todo el día por puras tonteras. Panchito, te entiendo, a todos nos pasa en distintos grados, hay que ser cuero de chancho nomás, porque el mundo va a seguir peor.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Es verdad, Karenina Andrea... la cosa seguirá peor, pero hay que ser muy fuerte para soportar insultos y cosas así. Gracias por tu comentario, que, de hecho, se va a mi blog también. ¡Ah! Y creo que lo mejor es no responder cuando te tratan mal... eso es peor. :P

      Borrar
  5. Danilo Suazo Llano14/10/12 12:29 a. m.

    yo el otro dia cuando m iva a sentar en la micro le pase a pegar con la mochila a un "caballero" y me insulto fuerte yo me puse los audifonos y chaoo no ma !!!!!!!!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Danilo: en esos casos sólo hay que aguantar no más... responder de la misma manera sería peor. Gracias por comentar :)

      Borrar
  6. Sophy Bautista14/10/12 12:39 a. m.

    Hey!
    Supongo que en todas las sociedades pasa esto, incluso en las mas ammm "aristocráticas". Posiblemente no de la misma forma, pero si casi con las mismas circunstancias. Aquí es pésimo, en especial cuando son buses interdepartamentales, por a veces se suben señora que van con unas bolsas de tamaño colosal y no hallan donde sentarse :s Auch. En realidad, no esta muy grande, pero un quiste es un quiste, y es mas delicado en zonas como esa. En especial cuando te toque sentarte... ¡Ja! Si, algo así pasan los cajeros en mi país, en especial en épocas festivas, porque se llena bastante y las personas van megaapuradas. Y yo me pregunto, ¿cuanto estrés no llevaran ellos (ustedes) cuando la gente llega a descargar sus problemas diarios?

    Otra vez, saludos, Sophy.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Sophy: En todos lados hay gente irrespetuosa que piensa que ellos son más importantes que el resto. Veamos cómo me va con el quiste. Me operan este fin de mes. Y para las fiestas, los supermercados se llenan, y nadie tiene paciencia...

      Saludos!

      Borrar
  7. muy bueno el articulo!! sin duda la gente esta cada vez peor.. y la sociedad tambien :/! pero bueno solo queda aportar un granito de arena y no ser asi de insensatos como ellos :)!! cuidate :D!!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentarios Yasss!: la cosa va de mal en peor, pero como bien dices, cada uno puede contribuir a hacer un mundo mejor... por mientras :D

      Borrar
  8. Hola que tal, mi nombre es Vania y soy webmaster al igual que tú! me gusta mucho tu blog y quería pedirte permiso para enlazarte a mis blogs, Así mis usuarios podrán conocer acerca de lo que escribes.

    si estás interesado o te agrada la idea, contáctame a esta dirección ariadna143@gmail.com para acordar el título para tu enlace. Y si no fuera mucha molestia, me puedes agregar tu también una de mis webs. Espero tu pronta respuesta y sigue adelante con tu blog.

    Vania
    ariadna143@gmail.com

    ResponderBorrar
  9. . COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
    EN LA CONDUCCION DIARIA

    Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

    Ejemplo:

    Ceder el paso a un peatón.

    Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

    Poner un intermitente

    Cada vez que cedes el paso a un peatón

    o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


    Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


    Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


    Atentamente:
    Joaquin Gorreta 55 años

    ResponderBorrar
  10. Que te digo... Ayer fui en la micro y unos niñatos de 13-14 no le sedieron a una anciana que iba arriba del bus. Y para rematar los niños se hicieron los dormidos y luego cuando la señora se fue para atrás empezaron a pelarla con garabatos, que ganas de darle su coscorron pero decirle a las personas que te dan ganas de darle un golpe sea familia o no es muy falta respeto. Volviendo al tema me quede callado deseando que esos niños vuelvan a 1ro básico y tengan mas respeto.

    PD: busque blogs en internet y me aparecio este, no esta mal tienes talento en lo de escribir.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Anónimo: Gracias por comentarme. Sí, esa es la triste realidad. Los niños ya no tienen respeto por nadie. Pero parte de la culpa la tienen los padres que no les enseñan el respeto por los demás ni los buenos modales. Eso es un trabajo de todos, para intentar construir un mundo mejor.

      Gracias por tus palabras. No sé si tengo un talento. Pero me gusta escribir lo que siento, pienso y creo. Espero verte más seguido y puedes decirme tu nombre con total confianza ^^

      Borrar

Estimado/a lector/a: agradezco tu tiempo al leer este artículo. Si gustas, puedes dejarme tus impresiones,en el siguiente formulario.

Por favor, evita comentar con groserías, insultos o frases de doble sentido. Muéstrame lo mejor de tu ortografía . No me hago responsable por comentarios de terceros. Recuerda que cada comentario lo respondo a la brevedad. Vuelve en un par de días y lee la respuesta. :D