186. Despáilate poh Panchito

Los choferes (algunos) me tiene hastiado con sus malos tratos. Entérate qué me pasó hoy mientras iba a mis curaciones y en qué terminó la simpática historia.

Siéndoles sincero, tenía dos artículos listos para publicar en mi blog, a saber, la segunda parte de "Operación Panchito" y la segunda parte de "Recuerdos de mi Niñez". Sin embargo, justamente hoy en la mañana me sucedió una jocosa e interesante historia, que me hace pensar en la clase de locomoción colectiva que nos gastamos en este ciudad llamada Concepción. Sí. Creo que ya sabes de qué hablaré: nuevamente tocaré el tema de los choferes de micro.

Y es que debes saber que ya he tenido bastantes experiencias con sujetos que, al parecer, trabajan sólo por llevar plata a sus casas - cosa que es totalmente legítima - pero que, lamentablemente, no disfrutan mucho de su trabajo. Yo igual trabajo, pero intento en lo posible de que mi experiencia en el trabajo sea placentera y divertida. Y yo que pensaba que, terminando de ser estudiante, los problemas con los choferes se acabarían, pero veo que no fue asi. ¿Se acuerdan de estos casos que me han pasado?
  • 022. ¿Hasta cuándo, señores choferes? (11 de abril de 2008) Dos micros no se detienen en el paradero, debiendo caminar al siguiente. Al pagar pasaje escolar, el chofer me tira el vuelto y se hace el cucho con el boleto.
  • 127. Y nuevamente mis amigos los choferes (09 de noviembre de 2009) Casi me caigo de una micro, cuyo chofer iba apurado y me trató de desgraciado.
  • 177. Apretado como sardina (29 de septiembre de 2011) Treinta personas de pie, apretadas, intentando buscar aire fresco en una micro colapsada. La gente se molesta con el chofer y éste responde "amablemente".
  • 197. No te metas con Panchito (subtema: "Dele el boleto y déjelo pasar"; 27 de febrero de 2012) Un chofer me quiere cobrar de más y no me da el boleto. Un carabinero termina por arreglar la situación.
Pues, el caso es que hoy debí abordar una micro con destino a Concepción Centro, para hacerme un chequeo médico producto de mi operación.

Estaba en el paradero cuando, a lo lejos, diviso la micro que me servía: línea 42, Minibuses Hualpencillo, variante por Autopista (letra F). Extiendo la mano para hacerla parar pero, el chofer, a exceso de velocidad, pasa de largo. El chofer me miró cuando pasó por al lado mio, sin pensar en lo que iba a hacer yo. ¿Y qué hice? Ponerme a llorar como niño de 4 años Pues, caminar hacia el siguiente paradero, donde sí se detuvo porque había más gente.

Caminé los 100 metros que separan ambos paraderos y, al llegar, veo que la micro estaba detenida aun, esperando la luz verde del semáforo. Con mis 520 pesos en mano (para que me diera 100 de vuelto; el pasaje está a 420 pesos adulto) subí a la micro, que ya iba casi llena. Al ver al chofer, le pregunté: "¿Por qué no paró donde estaba yo?". Eso fue suficiente para que el caballero en cuestión explotara y se enojara conmigo. No recuerdo exactamente todas las palabras que me dijo, pero entre otras, mencionó que "iba atrasado". Luego añadió: "¿Viajai todos los días en esta micro? Entonces, si viajai todos los días despáilate poh, que voy atrasado y apurado y más encima te enojai y bla bla bla bla...".

Yo, aun con mis $520 en la mano, le decía, algo molesto: "Pero yo no tengo la culpa de que usted vaya atrasado. Yo debo llegar al centro y debió haberme parado, para eso pago pasaje". Increíblemente, el chofer no aceptó que pagara el pasaje. Seguía subiendo gente, y quería avanzar hacia atrás de la micro. "Insisto - le dije, aun con el brazo extendido -, acepte mi pasaje". Insistí 4 veces y no hubo caso. "Entonces, permiso, viajaré gratis ya que usted me lo permite. Y pondré un reclamo a la línea". El chofer me miró y respondió: "No me interesa lo que hagai poh", y siguió reclamando. Así, avancé hacia atrás de la micro e intenté disfrutar del viaje.

Tomé algunas fotos de la micro aludida:
La micro por dentro, es la número 024, según la "Información al pasajero"
(la micro se vació en el Mall)
Micro 024, línea Mini Buses Hualpencillo, Placa Patente YU*1587
Cuando saqué esta foto de frente, el chofer me miraba con una cara...
A mí me da lata estas situaciones. No soy de esas personas que discuten por todo, pero encuentro que, si los choferes prestan un servicio, deberían darlo como corresponde. Mi caso no es aislado: ¿cuántas veces hemos oído de casos de choferes que insultan a los estudiantes, que viajan a exceso de velocidad, o que conducen con licencias falsas? Insisto: no son todos, de hecho, son los menos. Pero por la chita que te arruinan el día encontrarte con gente así.

En fin, hice mis trámites y me vine a casa. Espero que este pequeño artículo nos haga pensar en que, independiente del tipo de trabajo que tengamos, debemos intentar disfrutarlo y tratar bien a los demás, especialmente si damos un servicio como el de manejar una micro o, en mi caso, atender público en una caja. Nos vemos pronto, aquí, Donde Panchito.

¿Tan difícil es que esta imagen sea recurrente en las micros de Conce?
Aquí va la descripción personalizada de la entrada que queremos mostrar y que sólo se verá en la portada del blog. Puedes repetir un fragmento de la entrada o agregar una descripción completamente nueva; ésta sólo será visible cuando la entrada esté resumida, una vez que el lector ingrese a la entrada esta descripción no se visualizará.

Publicar un comentario

12 Comentarios

José Inostroza dijo…
Es increíble que esta gente aun trate con falta de respeto a quienes le dan de comer. Pero ojo: saliste bien parado, mira que he conocido casos peores con insultos y golpes. Saludos Panchito!
Panchito dijo…
José Inostroza: Gracias por tu aporte. Es verdad: lo que me pasó no es nada comparado con otros casos. Es lamentable ver que la sociedad cada día está peor. Pero por ahora, aun, son los menos lo que piensan que por manejar una micro pueden hacer lo que quieren. Saludos!
Adivina dijo…
Chispas... de lokos todo eso :P
Panchito dijo…
Todos están locos en este mundo parece :P
Nicol Pino Arteaga dijo…
k loko jafahajaaa ;p
Stephany dijo…
varias veces me han amargado el dia estos viejos mal educados
Panchito dijo…
Jjajaja Gracias Nicol jajajaj
Panchito dijo…
Sí... y da rabia, porque uno reclama y reclama y nadie hace nada. Gracias por tu comentario Stephany
carolcol* dijo…
Uuuh, te mueres si viajas en un Transantiago!! :P Ahì si que aplicas la mayorà de los frutos del espìritu, jeje...
Saludos...
Panchito dijo…
Carolcol*: Gracias por tu visita y tu comentario. No he tenido el placer de viajar en un Transantiago, pero por lo que he visto y me han contado, es un suplicio... así que hay que puro aplicar el fruto del espíritu :D

Saludos para ti también :D
Anónimo dijo…
Es verdad, el otro dia me estaba bajando de la micro y aun no ponia los 2 pies en tierra firme y el chofer acelero y casi me caigo, en una micro de la flota centauro. Oye panchito , he estado leyendo tu blog y me parece muy bueno viejo, me he reido caleta y por lo visto tambien te gustan los juegos de nintendo. No a muchas personas les gustan esos juegos. Bueno, saludos .
Panchito dijo…
Anónimo: Es pan de cada día lo que comentas. Y lo peor es que, quienes tenemos que viajar en micro, debemos soportar algunas veces a conductores de esta calaña. Y qué bueno que te guste mi blog y te haga reír. Y sí, me gustan los juegos de Nintendo. A mi juicio son mejores que los juegos de ahora. ¡Saludos para tí!