420. Las ventajas de no celebrar Navidad (actualización)

En octubre expliqué por qué no celebro Halloween. Ahora quiero explicarles por qué tampoco celebro Navidad. Puede que se lleven una sorpresa
Escucha este artículo (10:33 min)



Nota 1: Este artículo es una actualización del artículo que publiqué en el año 2011, y que puedes leer aquí.

Nota 2: Como siempre lo he dicho, respeto profundamente a quienes deciden celebrar esta festividad con sus familias y amigos. Pero, así como yo respeto esa decisión, espero lo mismo de quienes deciden leer este artículo: que respeten mi decisión de no celebrarlo, por las razones que expondré a continuación.

Estamos llegando al final de la temporada 17 de mi ya larguísimo blog: Donde Panchito. Y estoy contento con lo logrado en este año. En el último artículo de la temporada les comentaré algunos hitos importantes que mi blog ha alcanzado. Pero, no podía terminar este año sin escribirles una actualización de un artículo que escribí hace ya 11 años, por estas mismas fechas: el artículo 158, titulado igual que este que estás leyendo ahora: "Las ventajas de no celebrar Navidad". Creí necesario hacer uno nuevo ya que, aunque usaré los mismo argumentos de peso de antaño para explicarles el por qué no participo de esta festividad, en 11 años mis circunstancias (y las del mundo) han cambiado enormemente.

Además, en algún tiempo más (quizá para diciembre del año entrante), republicaré una serie de artículos con datos interesantes sobre la Navidad, y que expuse el 2008, en los inicios de Donde Panchito, y que tuve que borrar porque, lamentablemente, recibí muchos comentarios irrespetuosos de gente que no es capaz de aceptar a otros que piensan distinto. Confío en que, en esta ocasión, quienes me lean, puedan hacerlo con altura de miras.

Pues bien, ¿por qué he decidido no celebrar Navidad? Pues, a continuación, estimado lector, te explico (e intentaré ser sencillo y breve) por qué no celebro nada el 25 de diciembre.

1. El ajetreo de fin de año y la presión de celebrar Navidad

No es necesario mirar muy lejos para darse cuenta de que, después del día 15, todos andan desesperados comprando los regalos navideños... y ojalá a todos, para que ningún amigo o familiar se nos sienta. La presión de comprar, especialmente quienes lo hacen a última hora, termina por afectar la salud de las personas, quienes andan más estresadas que de costumbre, y en algunas ocasiones, estas fiestas que deberían ser de paz y recogimiento, se transforman en conductores manejando irresponsablemente, peleas en la calle, poca tolerancia a los demás, y un largo etcétera. Muchos también ceden a la presión de la envidia. Es decir, que quieren hacer regalos y presumir de ello en las redes sociales, incluso haciendo competencia con familiares y vecinos para ver quién hace los mejores regalos. Y eso, a la larga, cansa, y mucho.

Muchos "Papá Noel" comprando regalos para Navidad...

¿Qué ventajas puede tener no celebrar Navidad en este punto? Pues, varias. Nadie me presiona para andar como loco días antes del 25 comprando y comprando cosas. Tampoco tengo la presión de estar regalando cosas a los demás sólo por una fecha determinada. Para mí, siempre será mejor hacer un regalo porque me nace hacerlo del corazón. Creo que así es una forma genuina de demostrarle amor a quienes tú quieres. Y puedo andar en paz, sin el ajetreo propio de estas festividades.

2. Los gastos para celebrar Navidad

Nadie puede negar que se gasta harto para estas fechas. Y con esto de la inflación, los gastos aumentan mucho más. En el artículo que escribí hace años, hablaba de personas que llenaban carros con mercadería, superando los $200.000. Ese valor, ajustado a la inflación de los últimos 11 años, da como resultado que, ahora, serían $314.000 de gastos en comestibles. Es más de un 50% de aumento. Y muchas, muchísimas personas, usan tarjetas de crédito para endeudarse hasta por 1 año. No terminan de pagar la Navidad pasada y ya tienen que endeudarse de nuevo para la siguiente Navidad que ya se les vino encima.

Muchos gastan exorbitantes sumas de dinero, o se endeudan y cargan con esa mochila todo el año

Si bien es cierto no todo el mundo gasta esa cantidad de dinero, muchas familias sí incrementan sus gastos en estas fiestas. En una época donde muchos alegan que no hay dinero suficiente para subsistir cada mes, es curioso ver que varios de aquellos alegones sí tienen recursos para celebrar a destajo, pero el resto del año viven sólo pagando deudas, para luego endeudarse de nuevo, sin poder cerrar ese ciclo. Pero, miren, pongamos un ejemplo práctico.

Imagina que ya estoy casado con mi novia Evelyn y, junto con nuestra hija (mi futura hijastra) decidimos celebrar Navidad con algunos amigos. Calculemos los gastos y veamos:
  • Árbol de Navidad decente y adornos para el árbol: $70.000
  • Comida para la cena con todos los amigos: $100.000
  • Regalos de Navidad (promedio): $70.000
  • Luces para adornar la casa: $10.000
  • Cuenta de la electricidad de ese mes: $50.000
Quizá el total de $300.000 no parece mucho, pero es sólo para UNA festividad. Es el 75% de un sueldo mínimo en Chile (a diciembre de 2022). Está claro que muchos tienen los recursos para gastar eso en un día, pero yo no

Adornar el exterior de las casas con luces eleva la cuenta de la electricidad

¿Qué ventajas tiene no celebrar Navidad? No hago gastos que se salgan de mi presupuesto, y no tengo que andar endeudándome, por lo que no tengo la presión de estar todos los meses pagando, preocupado por si no puedo pagar la deuda por abecé motivos. Ese dinero que no gasto lo podría usar perfectamente para ahorrar, comprar el pedido del mes completo (y no un sólo día), o hacer arreglos en la casa. No necesito una fecha específica para juntarme con amigos y familia para comer y hacernos regalos. Puede ser en cualquier fecha del año y, te aseguro, no saldrá esa cantidad de dinero como gasto.

Pues, las dos razones aquí expuestas no tienen que ver exclusivamente con Navidad. Eso está claro. Siempre hay gente acelerada y estresada, malos conductores y muchos que se endeudan todo el año por cualquier cosa, gastando mucho más de lo que tienen. Pero la tercera razón sólo se puede aplicar a esta festividad, y es que, hablando sinceramente, la Navidad es una mentira. ¿Cómo así?


3. Jesús no nació un 25 de diciembre

Y este punto es, quizás, el más raro. ¿Por qué? Porque muchísima gente sabe que Jesús no nació el 25 de diciembre y, sin embargo, celebra Navidad. Muchos ni siquiera son cristianos, y también la celebran. Pero, si el caso es que tú no sabías que Jesús no nació el 25 de diciembre, te aportaré algunos antecedentes para que veas que es imposible que Jesús haya nacido en esta fecha.

Cuando Jesús nació, habían pastores a las afueras en Belén, cuidando sus ovejitas. A estos pastores los ángeles les dieron la buena noticia del nacimiento del hijo de Dios (Lucas 2:8-11). Lo interesante de este punto es que Belén está en el hemisferio norte, y para el 25 de diciembre los pastores tienen a sus ovejas guardadas debido a las nevazones. Claro, porque allá es invierno, mientras que en Chile es verano. Si fueras pastor, ¿tendrías a tus ovejas a la intemperie en una fría y nevada noche de invierno? No tiene sentido.

Bajo las condiciones climáticas de esta foto sería insensato (y hasta cruel) tener pastando ovejas a la intemperie.

El mismo relato de Lucas que acabo de citar nos indica que, para el nacimiento de Jesús, Augusto César, emperador del Imperio Romano, había decretado un censo en sus fronteras (Lucas 2:1-4) No sería lógico pensar que Augusto haya hecho este censo en el invierno, conociendo a los judíos, que no apoyaban gustosamente al gobierno Romano. Podría haber sido motivo para una rebelión.

Entonces, ¿de dónde salió esta celebración? Interesante pregunta, puesto que, como indica la Cyclopedia of Biblical, Theological, and Ecclesiastical Literature, de John McClintock y James Strong: "La celebración de la Navidad no es un mandato divino, ni tiene su origen en el Nuevo Testamento”. La verdad es que tiene tintes paganos. The Encyclopedia Americana explica: "La razón para establecer el 25 de diciembre como la Navidad no está muy clara, pero por lo general se sostiene que se escogió el día porque correspondía con las fiestas paganas que se celebraban alrededor del tiempo del solsticio de invierno, cuando los días empiezan a alargarse, para celebrar el 'renacimiento del Sol'. [...] Las saturnales romanas (una fiesta dedicada a Saturno, el dios de la agricultura, y al poder renovado del Sol), también tenían lugar en este tiempo, y se cree que algunas costumbres navideñas tengan sus raíces en esta antigua celebración pagana". Puedes leer más sobre esto en un artículo de la BBC titulado "Qué eran las saturnales, el rito pagano romano al que se atribuye el verdadero origen de la celebración de la Navidad".

Las Saturnales

La Navidad es una mentira. Jesús jamás nació en esa fecha. La Biblia no menciona el día de su nacimiento ni tampoco nos insta a celebrarlo. La Navidad nació del paganismo. Y a Dios no le gusta cuando mezclamos celebraciones paganas para acercarnos a él (compara con Éxodo 32:4-10). El propio Jesús dijo en una ocasión que su Padre busca a quienes lo adoren con verdad (Juan 4:23, 24). Y como la Navidad se basa en una mentira, entonces no la celebro.

¿Ventajas de no celebrar la Navidad? Tengo la conciencia tranquila de no celebrar algo que es mentira y que está manchado con el paganismo. Dios detesta a los mentirosos (Éxodo 20:16; Apocalipsis 21:8). Yo deseo adorar a Dios con verdad, y si celebrara Navidad me estaría contradiciendo. Esa es la mayor razón por la que no celebro nada el 25 de diciembre.

Tal como escribí cuando hablé de Halloween, puede que alguien piense que soy un amargado porque no paso las fiestas en felicidad con mis amigos y familia. Pero mucho depende de lo que haga el resto del año. Frecuentemente paso momentos de esparcimiento y entretenimiento con mi familia y mis amigos. Con mi novia y su hija también lo pasamos super bien y muy a menudo. No extraño celebrar Navidad porque no necesito una festividad para pasarlo bien, ni debo hacerlo por obligación. Lo hago cuando me nace, y así lo disfruto más.

La Biblia insta a adorar a Dios con verdad. Y si celebro Navidad, iría en contra de lo que Dios pide

La próxima semana se acaba el año y, también, la temporada 2022 de mi blog. Quedan un par de artículos aun. De hecho, uno de ellos es algo que he querido hacer por años y, por fin, pude realizarlo. ¿De qué hablo? No se pierdan el siguiente artículo.

____
Procedencia de las imágenes:


Publicar un comentario

10 Comentarios

  1. Es cierto,está festividad está cada vez más loca... Y me da pena en verdad gente q con mucho esfuerzo se endeuda por estar amarrados a una costumbre... Y sip...nos hacemos regalos todo el año... Y disfrutamos de estar juntos siempre... Muy educativo tu artículo mi panchito... Te ama,tu EvE💕

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hola amor:

      Hay mucha gente que se endeuda para estas festividades... Navidad y Año Nuevo. Y no es que me lo cuenten. Yo conozco gente así, y que se estresa porque viven con un mar de deudas. Y sí: tú y yo siempre nos hacemos regalos en el año y disfrutamos el uno del otro, y eso es más bonito que hacerlo porque es una fecha "x".

      Love you <3

      Borrar
  2. Respuestas
    1. Hola. Gracias por comentar. Pensé en borrar tu comentario, pero lo dejé al final para demostrar claramente lo que indiqué en este artículo: que hay gente (como tú) que no respeta lo que creen y deciden los demás. Si tú quieres celebrar Navidad, estás en todo tu derecho a hacerlo, pero no por eso yo te voy a faltar el respeto porque sé es que tú decisión y la respeto. Pero veo que tú no respetas mis decisiones y tampoco te voy a obligar.

      Lo digo para que los demás vean que, aun a finales de 2022, aun hay gente que no acepta que no todos piensan como ellos.

      Saludos y bueno, si vuelves, espero que sea con algún comentario más constructivo. Y te lo digo en buena onda amigo/a.

      Borrar
  3. Cristobal el novedoso28/12/22 11:06 a. m.

    Hola primo, soy tu primo. Me acordé que escribías blogs mientras espero que el arroz se cocine con el agua (sus 15 minutos a fuego lento) y en el ocio de escuchar música, me metí a tu blog. Quizás es el destino que haya visto esto de navidad ya que al igual que tú, nunca la he festejado. Eso sí, ya que tenemos el cancha igualada, yo nunca lo he visto como una ventaja en si, al principio, como todo niño me imagino, lo encontraba una desventaja, pero con el tiempo empecé a verlo como un empate, no ganaba ni perdía. Eso de los gastos y de tal, es un poco chamullo no? Jajaja porque uno gasta en comida en las juntas familiares, en alguna visita quizás que se tenga en casa etc. Concuerdo totalmente en que Jesús no nació el 25 de diciembre, la fecha fue para poder celebrar el nacimiento de Jesús y reemplazando la fiesta pagana que se celebraba el 25. Incluso hoy podría considerarse una fecha comercial para que las tiendas promocionen descuentos y activar a nuestros impulsiva bestia capitalista consumista XD. Pero incluso la Navidad ya no se celebra para el nacimiento de Jesús, tengo amigos ateos que celebran pq es una excusa más para reunirse en familia. Yo que no me considero cristiano, no la celebraria porque estoy acostumbrado a no celebrarlo, así que en un futuro no la celebraria por este motivo. Un saludito y con todo el respeto d mu va mi comentario, entre pares se entienden en algún modo.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hola . Gracias por tu comentario. Lo leí mientras me doy un descanso de mi jornada de trabajo.

      Pues, veo que estás de acuerdo en casi todo lo que dije. Lo de los gastos, siento que no es tanto chamullo. Como yo no celebro esta festividad, no gasto sumas exorbitantes para el día 25 (y hay que sumar que muchos celebran año nuevo también y ahí son más gastos aun). Y claro, me junto con amigos o con familia, pero jamás se gasta lo que muchos gastan para estas fechas.

      Concuerdo en que navidad se ha transformado en una fiesta consumista, donde muchos ni siquiera se acuerdan de Jesús (supuestamente el centro de esta festividad es él, pero la gente anda en otra). En fin, así está la cosa ahora.

      Saludos!

      Borrar
  4. Coifa el novedoso28/12/22 7:29 p. m.

    Hola Francis, aquí tu primo, dejemos el misterio quién soy para el anonimato.
    Interesante artículo, mi hermano me lo leyó y dije "tengo que dar mi opinión"

    Bueno, tu mismo lo dijiste, no todos gastan la misma plata, algunos regalan PS5 y otros regalan poleras cómo por ejemplo yo.
    La tía Paty cómo sabes que es muy cariñosa, ella nos hace regalos todos los años, y tengo el presentimiento que nos hará regalos hasta unos 100 años más xD.
    Pero el que gasta harto no significa que sea comprador compulsivo, realmente hay varias ofertas buenas.
    Tu sabes que por mi bipolaridad tiendo a estar triste rayando en la depresión grave (no es chiste) entonces mi papá me compró el dr 2 porque el sabía que me fascinaba (estamos hablando como de Julio) gastó unos 70.000 pesos, cachate, 70 por un simple juego (vale la pena).
    Yo me impresioné porque mi papá gastó esa suma de dinero por mí. Entonces puedo empatizar por esas familias que compran cosas caras paras sus hijos, nietos o lo que sea. Demuestra cariño.
    ¿Porque no lo hacen un día x?
    Por las ofertas primo, por las ofertas.
    Además por ese sentimiento que le entran en estas fechas de regalar es comprensible. Vamos, que es una excusa para regalar y pedir.
    Yo si me considero cristiano y puedo decirte que tampoco creo que Jesús nació un 25 de diciembre, es más, no me interesa saberlo, a menos que sea por curiosidad. Mi punto es que la navidad solamente trata de sacar lo mejor de las personas y es regalar y reunirse en familia.
    Para mí (alguien que no la celebra) miro desde afuera y me da ternura esas familias que se reúnen después de cuánto y de los pobres que reciben regalos. Es hermoso.

    Bueno, parece que estuve balbuceando. Bueno, ahí ves si me publicas o no. Da un poco igual, el tema es que lo leas.

    ResponderBorrar
  5. Hola, yo me llamo Pablo y la verdad no encuentro mucha lógica tu publicación porque todas las festividades se distorsionan con el tiempo.
    Bueno, cada quien con su opinión :)

    ResponderBorrar
  6. Hola. Me parece super logico lo que mencionas en este artículo. Yo reconozco que hace un tiempo celebraba la navidad pero desde que dejé de hacerlo me he ahorrado mucho dinero.

    Eso de regalar cosas a tus seres queridos en cierta fecha me suena a una obligacion porque todos lo hacen a que realmente quieras a tus familiares. Y peor si consideras hacerlo en Navidad por las ofertas. En ese caso estás siendo ahorrativo. Regalos puedes hacer todo el año y no debería uno esperar una oferta para demostrar algo de cariño por los tuyos.

    En mi caso, siento que no importa mucho el regalo en sí. Hay regalos muy caros que no llenan nada, así como regalos baratísimos pero hechos con mucho amor. Ahi uno sabe si lo regala por deber o por amor: es asunto personal, ¿no?

    Me gustó tu artículo Panchito. Te leeré más seguido.

    Atte.
    José P.

    ResponderBorrar
  7. ¡Hola! Agradezco sus comentarios a todos quienes lo han hecho. Lo que importa es que sepamos respetar lo que piensan y creen los demás. Lo que publiqué en este artículo es mi percepción sobre las cosas y, a mi juicio, es la Verdad en este asunto. Pero cada cual decide celebrar o no. No se puede imponer eso a los demás.

    Me voy en receso por vacaciones así que muchas gracias y nos vemos en marzo. Saludos a todos!

    ResponderBorrar

Estimado/a lector/a: agradezco tu tiempo al leer este artículo. Si gustas, puedes dejarme tus impresiones,en el siguiente formulario.

Por favor, evita comentar con groserías, insultos o frases de doble sentido. Muéstrame lo mejor de tu ortografía . No me hago responsable por comentarios de terceros. Recuerda que cada comentario lo respondo a la brevedad. Vuelve en un par de días y lee la respuesta. :D