414. Yo no celebro Halloween


El próximo lunes 31 de octubre, por la noche, en todo el mundo millones de niños y jóvenes saldrán de sus casas e irán puerta a puerta disfrazados pidiendo dulces... el famoso "Dulce o travesura" que conlleva celebrar la festividad de Halloween. Cuando chico se veía más que ahora eso sí: muchos niños yendo por las calles, esperando que los vecinos les den dulces. Y si no lo hacían, les llenaban las casas con huevos. Lo cierto es que esta festividad se ha extendido por todo el mundo, y muchos, millones, lo ven como algo inocente y divertido. Pero hay muchos que no lo ven así; de hecho, yo no celebro esta festividad. Para mí es sólo una noche más del año.

"Pero qué aburrido eres", puede que piense alguien. Pues, a decir verdad, ya voy para los 33 años y ya no soy un cabro chico como para andar pidiendo dulces en las calles, pero, aunque tuviera 15 años, tampoco lo haría. Hay razones de peso mucho más importantes que la edad para no celebrar Halloween. ¿Cuáles son? Para ello, debemos averiguar qué se celebra el 31 de octubre.

Antes de continuar, quiero dejar claro que respeto profundamente a quienes deciden celebrar esta festividad, u otras. Tal como en su momento aquí en mi blog pedí que me respetaran mi decisión de no celebrar Navidad, también pido respeto (por ejemplo si decides comentar este artículo) por decidir voluntariamente no celebrar Halloween. Dicho esto, continuemos.

Samhain

¿Has oído del nombre que he puesto como subtítulo? Quizá no, y no serás el único. Ese es el nombre de una fiesta celta que ocurría a finales de octubre. Estamos hablado de hace más de dos mil años. Lo hacían en esa época porque consideraban que era el tiempo en que andaban más espíritus malos dando vueltas y los humanos podían visitar el mundo de los muertos. Para poder calmar a estos malos espíritus acostumbraban a disfrazarse de monstruos para pasar desapercibidos entre aquellos espíritus, y les ofrecían dulces. Así podían apaciguarlos. ¿Te suena familiar todo esto? Pero, espera. Hay más.

¿Por qué se usan calabazas en esta festividad? En la Edad Media acostumbraban a ir por las casas aquella noche pidiendo comida a cambio de una oración a favor de los difuntos. Además, usaban “faroles que consistían en nabos ahuecados con una vela dentro que representaba el alma atrapada en el purgatorio” (Halloween—From Pagan Ritual to Party Night). Lo hacían para espantar a los malos espíritus. Con el tiempo, cambiaron los nabos por calabazas, ya que eran más fáciles de conseguir, ahuecar y tallar para construir estos faroles espanta-espíritus. ¿Y para qué hablar de los fantasmas, vampiros, brujas, hombres lobo y zombis? Durante siglos siempre se los ha relacionado con los espíritus malignos.

Hace unos 10 años aproximadamente, una enciclopedia de tradiciones estadounidenses, hablando de la irrupción de Halloween en Estados Unidos, indicó: "Básicamente, el objetivo de Halloween es contactar con los espíritus, muchos de los cuales se dedican a intimidar o a asustar". Una bruja de la religión wicca - quienes practican todavía la brujería y ritos de los antiguos celtas - dijo algo para el diario USA Today y que me llamó mucho la atención: "Los Cristianos no lo saben, pero están celebrando con nosotros nuestra fiesta, y nos encanta".

No celebro algo que va en contra de mis principios

Las palabras de esta bruja, citadas al final del subtítulo anterior, son las que me hace no celebrar esta festividad que, tal como la Navidad, es pagana. Yo me considero un cristiano: me esfuerzo por seguir los principios bíblicos e intento guiar mi vida por la Palabra de Dios. Por eso, no me puedo imaginar estar celebrando algo que va explícitamente en contra de mis principios

La Biblia: la base de mi forma de vida, mis creencias y mis principios morales

"Ya - puede que alguien me diga -. Pero la Biblia no habla de Halloween, por lo que no te prohíbe celebrarla". Es verdad que la Biblia no dice explícitamente "No celebres Halloween", pero si da principios que me llevan a la conclusión de que no debo hacerlo:
  • "No sea hallado en ti quien (...) consulte a los muertos. Porque es abominable para Jehová cualquiera que hace estas cosas" (Deuteronomio 18:10-12). Para Dios cualquier cosa que tenga relación con los muertos es detestable, incluso cuando uno finja hacerlo mediante una festividad como Halloween.
  • "Los muertos nada saben" (Eclesiastés 9:5). No me puedo comunicar con los muertos.
  • "Antes digo que aquello que los gentiles sacrifican, a los demonios lo sacrifican y no a Dios; y no quiero que vosotros os hagáis partícipes con los demonios. No podéis beber la copa del Señor y la copa de los demonios; no podéis participar de la mesa del Señor y de la mesa de los demonios" (1 Corintios 10:20-21). No puedo adorar a Dios y, al mismo tiempo, participar en una fiesta que tiene estrecha relación con los demonios.
"Ya - puede que otra persona me diga -. Pero, ¿qué tiene de malo? Total, es algo que celebraban los celtas hace mucho tiempo. Yo no tengo nada que ver con eso". Puede que tenga lógica. Pero, ¿te comerías tu dulce favorito si te lo hallaras en medio de las alcantarillas, todo sucio y maloliente? Por mucho que te guste, no te lo comerías. Aunque lo limpies al máximo, siempre estará la posibilidad de enfermarte, ¿no? Pues así veo yo las festividades que no van acorde con lo que la Biblia dice. Parecen lindas, dulces e inofensivas. Pero, aunque la gente intente limpiarlas, para mí, comerlas significaría enfermarme espiritualmente hablado. Tiene lógica, ¿cierto?

¿Te comerías un exquisito dulce, aunque lo hayas sacado de aquí?

Pues, tal como dije al principio, respeto a quienes celebren esta festividad. Pero quería dejar expuesto las razones por las cuales jamás verás adornos de Halloween en mi blog, o artículos hablando sobre los difuntos o los muertos, los fantasmas o calabazas... qué se yo. Yo no la celebro, y me siento feliz por no hacerlo. Soy fiel a Dios y a mis principios. ¡Saludos!

Si deseas más información puedes visitar los siguientes enlaces:
Los textos bíblicos citados son de la Versión Reina Valera de 1995

Publicar un comentario

5 Comentarios

  1. Hola, aquí billy, me pareció curioso e informativa tu blog pero creo que es hipócrita hablar de la biblia cuando tú blog está plagado de anuncios de halloween (mientras te escribo, abajo hay un anuncio de leer las cartas)

    ¿No crees que es contradictorio?

    ResponderBorrar
  2. Interesante, no lo sabía

    ResponderBorrar
  3. Billy de nuevo.
    Bueno, encuentro que está bien si quieres quitar los anuncios en este capítulo de tu blog.
    A mí en lo personal no me descolocó porque si celebro el halloween (y la verdad no sé si volveré hacerlo) pero no entendía porqué había cosas de halloween cuando estás totalmente en contra pero ya me quedó claro.

    Saludos :)

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Qué bueno que te quedó claro. Espero verte pronto por acá. Saludos!

      Borrar

Estimado/a lector/a: agradezco tu tiempo al leer este artículo. Si gustas, puedes dejarme tus impresiones,en el siguiente formulario.

Por favor, evita comentar con groserías, insultos o frases de doble sentido. Muéstrame lo mejor de tu ortografía . No me hago responsable por comentarios de terceros. Recuerda que cada comentario lo respondo a la brevedad. Vuelve en un par de días y lee la respuesta. :D