418. Una segunda oportunidad

Se puede volver a creer en el amor después de un fracaso. Y yo puedo dar fe de eso
Escucha este artículo (4:00 min) 



El 7 de junio de 2022 escribí un artículo bien sentido. ¿Lo pudieron leer? Es el 404, cuyo título es "Duele", y básicamente trataba el dolor que se puede sentir cuando, aun dando todo, no lo valoran. Creo que todos hemos pasado por una situación así, pero lo cierto es que, en ese artículo en particular, estaba hablando... de mí.

Sí: de mí. Y, aunque acostumbro a escribir cosas que suceden en mi vida en este blog, lo cierto es que no profundizaré mucho en ese dolor que sentía. Pero, para que puedan entenderme, debo contarles algo que hice hace mucho tiempo.

Quienes me leen de hace años sabrán que, en el año 2016, me casé. Sí: Panchito se casó con una chica que consideraba que era la indicada para su vida. Lamentablemente, las cosas no resultaron como queríamos y, hace 1 año, nos divorciamos. Por respeto a ambos, no ahondaré en los motivos por los cuales decidimos separarnos y que cada uno siguiera con su vida, pero lo cierto es que el dolor fue profundo. Durante muchos meses pensé que no merecía estar con alguien hasta que... bueno, las cosas fueron dándose hasta hoy, en donde puedo decir de que, efectivamente, todos merecemos una segunda oportunidad.

Verán: cuando volví a estar solo, decidí volver a donde viven mis padres, dejando atrás el lugar donde me había establecido luego de casarme. Comencé de cero, apoyándome en mi familia, mis amigos y, por supuesto, Dios. Sin embargo, como les comenté más arriba, sentía que no merecía estar con alguien. O, si lo merecía, nadie querría estar con alguien que ya estuvo casado. Creo que son sentimientos clásicos de alguien con una autoestima baja. En fin, la cosa es que así estuve por harto tiempo.

Me preguntaba si podría hallar el amor nuevamente o me quedaría solo para siempre

Pero, un día (un muy buen día) de agosto de 2021, conocí una chica que me agradó mucho. Claro, para ese entonces aún estaba casado, en trámites de divorcio, así que nos hicimos buenos amigos. Y, obviamente, al estar casado, ni se me ocurrió mirarla con otros ojos. Me divorcié y, luego de algunos meses, comencé a compartir más con ella. Su nombre: Evelyn.

Conforme fue pasando el tiempo, y al ir conociéndola, comencé a sentirme muy bien estando con ella. Nuestra amistad fue creciendo. Notaba que teníamos muchas cosas en común. Aparte, pasó por lo mismo que yo algunos años atrás, por lo que nos entendíamos. Y, cuando nos bajaba la nostalgia, nos apoyábamos mutuamente para darnos ánimo y no desfallecer. Evelyn tiene una linda hija, por nombre Antonella, y ambos nos afiatamos super bien.

Evelyn y yo en un paseo en Collipulli

Finalmente, en julio de este año, Evelyn y yo nos confesamos nuestros sentimientos e iniciamos una relación. Yo, que pensaba que nunca jamás de los jamases volvería a estar con alguien, ahora estoy con una linda novia que me ama, me apoya, me entiende y me aguanta. Los tres hemos formado un vínculo super fuerte, y nos ha ido bien. Nos queremos mucho y le estamos poniendo empeño para que todo llegue a buen puerto: a un lindo matrimonio. Porque sí: a pesar de mi fracaso matrimonial, aún creo en el matrimonio como una institución divina donde es el mejor lugar para crear una familia. Y Evelyn me ha enseñado que puedo comenzar de nuevo. Y he aprendido a volver a amar. Porque amo mucho a mi novia, y esta chica me ha hecho volver a creer en el amor verdadero.

Posando en una plaza mientras andábamos en bicicleta

Las cosas algunas veces no salen como uno quiere. Pero de las malas experiencias o vivencias uno puede rescatar lecciones y aprendizajes para continuar con la vida. Ahora que Dios me ha puesto en el camino una nueva oportunidad para ser feliz con Evelyn y su hijita, estoy poniéndole todo el empeño posible para que todo salga bien y, de una vez por todas, poder tener una vida feliz, los tres, Anto, Eve y yo (y Dios, claro está), formando como les dije a ambas alguna vez, "la familia más bakán y feliz del universo".

Trabajando para ser la "familia más bakán y feliz del universo"

_____
Procedencia de la primera imagen:

Publicar un comentario

6 Comentarios

  1. Los felicito, bonito artículo 👏🏼👏🏼

    ResponderBorrar
  2. Panchito: qué lindo volver a verte así. Yo recordaba que te habías casado, pero bueno. Las cosas pasan y hay que aceptarlas y seguir. Qué bonito que estés feliz. Que te vaya super a ti y a tu polola Evelyn :D

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hola Wladimir: pues sí, estuve casado, pero es lo de menos. Ahora estoy feliz con mi novia y entusiasmado con los planes que tenemos los 3 a futuro. Gracias por tu comentario. ¡Saludos!

      Borrar
  3. Mi panchito,me doy cuenta de lo rápido que pasa el tiempo!!!!!! Doy gracias a Dios por cruzarte en mi camino. Y hacerme creer nuevamente en el amor... Creo y siento que ésto resultará porque ambos lo queremos. Y querer es PODER! Love you ❤️.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Eve:

      Sí que ha pasado rápido el tiempo desde que decidimos iniciar este camino juntos. Pero ha sido genial, y pensar en todo lo que se nos viene me tiene más que feliz y entusiasmado. ¡Te amo! <3

      Borrar

Estimado/a lector/a: agradezco tu tiempo al leer este artículo. Si gustas, puedes dejarme tus impresiones,en el siguiente formulario.

Por favor, evita comentar con groserías, insultos o frases de doble sentido. Muéstrame lo mejor de tu ortografía . No me hago responsable por comentarios de terceros. Recuerda que cada comentario lo respondo a la brevedad. Vuelve en un par de días y lee la respuesta. :D