187. El día después del fin del mundo

Y bueno... llegó el fin del mundo y no pasó absolutamente nada. Que meteoros, que zombies, que extraterrestres... puras invenciones del hombre para este 21 de diciembre de 2012. Lo cierto es que cualquier profecía que haga el hombre con respecto al fin del mundo hay que considerarlo de inmediato como una mentira. ¿Qué fue de mí durante este día y qué conclusiones saqué?
¿21 de diciembre fin del mundo? Permítame reírme: Jajajajajajajajajajaja
¡¡He sobrevivido al fin del mundo!! Ammm... ¿cómo? ¿Cuál fin del mundo? Ayer viernes 21 de diciembre de 2012 fue tan sólo un día más del calendario. Bueno, en realidad, no fue un día normal, puesto que mucha gente llegó a tenerle pánico a ese día, porque pensaban de verdad que el mundo se iba a acabar.

Un calendario Maya
Que los mayas, que los zombies, que los extraterrestres, que los meteoritos, que un terremoto gigante... ¡Cuántas cosas no se dijeron con respecto a cómo iba a ser la destrucción de este mundo! Y si bien es cierto, a medida que nos acercábamos a la fecha del fin, cambiaron la versión, diciendo que en realidad los mayas no pronosticaron el fin del mundo, sino el fin de una "era", lo cierto es que el pánico en algunos lugares se hizo notar. Como botón de muestra, la NASA informó que, en los días previos al 21 de diciembre, se registraron más de 300 llamadas diarias preguntando por el fin del mundo, cuando por lo general sólo reciben 90 llamadas al día en condiciones normales sobre otros asuntos.

A eso, debemos sumarle ciertos episodios que muchos consideraron raros, pero que son normales. Por ejemplo, que lloviera en diciembre, o que apareciera una aureola alrededor del sol. Todos estos datos aportaron su granito de arena a la psicosis colectiva (no todos, por supuesto), influenciado por programas ridículos y de una bajeza horrible, que hablaban estupideces con respecto al fin del mundo, metiendo más miedo a la gente que, ignorante, cree todo lo que sale de ese cuadrado llamado televisor.

Granizos caídos días atrás en Linares (véase nota aquí). No es anormal que llueva
o caiga granizo en estas fechas. ¿O no saben que en Concepción llueve hasta en enero?
Muchos atribuyeron esto a señales del cielo referentes a mensajes apocalípticos.
Pero en realidad eso es sólo un Halo (véase la nota acá; y definición de Halo acá)
Claro está, no todos creíamos en el fin del mundo... y en el fondo del corazón, pero muy en el fondo, todos sabíamos que ayer no iba a pasar nada fuera de lo normal. Aun así, los supermercados se llenaron de personas comprando (por lo menos donde vivo), especialmente harina para hacer pan, lo cual encuentro un tanto absurdo, puesto que si todos íbamos a morir en este "fin del mundo", ¿para qué iba a servir la harina? ¿Para que comieran los zombies?

Un día de oscuridad :P
Podría estar horas hablando de los argumentos ilógicos y sin sentido que dieron pie a la teoría del fin del mundo del 21 de diciembre (y eso que no he hablado de los 3 días de oscuridad, que aun no se dejan ver). Lo cierto es que, una ves más, los humanos se han equivocado en sus profecías banales y tontas. Y, con todo el respeto que se merece la gente, quienes creen esas cosas así sin más, se transforman en personas tontas que no investigan antes de creer algo.

¡Ah! Pero, ¡ojo! El hecho de que no haya ocurrido nada, no significa que estaremos viviendo en estas condiciones durante siglos y milenios. De que viene un fin de una "era", "mundo", "sistema de cosas", etc; viene. Pero no a la pinta de los humanos, sino según como lo estipule Dios, quien ha decretado un fin para este inicuo sistema (aunque la gente quiera creer en Dios o no, cosa de ellos; Dios existe, y punto).

La Biblia dice la Verdad
Resumidamente, la Biblia enseña que la tierra nunca será destruída (Salmo 104:5; Isaías 45:18), que en el día del fin van a haber sobrevivientes (1 Juan 2:17), que antes del fin iban a haber señales inequívocas que nos mostrarían que estaba a punto de acabarse este sistema, y que los sobrevivientes van a vivir bajo el arreglo del Reino de Dios (Daniel 2:44), un mundo donde todos nuestros problemas se habrán acabado (Salmo 37:10,11; Apocalipsis 21:3-5; Isaías 65:21-23). ¿Será tan así como Dios dice? Pues... digamos que si uno ha leído la Biblia se habrá dado cuenta de que todas las profecías que hay en ella se han cumplido a cabalidad (Isaías 55:11). ¿Podríamos dudar de las señales que da la Biblia y que se están viendo hoy, como guerras, hambres, enfermedades y maldad? (Mateo cap. 21; Lucas cap. 21) El hacernos ciegos frente a las pruebas no significa que no estén.

Es más, la Palabra de Dios argumenta que iban a haber personas que se burlarían de quienes creyeran en el pronto fin de este sistema a manos del Reino de Dios. Y eso está pasando: prueba contundente de que el fin está cerca, pero no a la manera de los hombres (2 Pedro 3:3, 4)

No tengamos miedo, entonces, del "fin del mundo" que Dios ha establecido. Es para mejor: sólo es cosa de hacer las cosas que él quiere, y dejar de una vez de creer en hombres que, influenciados por este mundo impío y mentiroso, intentan crear miedo en la gente para ganar unos puntos de sintonía en programas de televisión. Nos vemos pronto, aquí, Donde Panchito a menos que inventen otro fin del mundo XD


Y el 21 de diciembre... ya fue :P
Aquí va la descripción personalizada de la entrada que queremos mostrar y que sólo se verá en la portada del blog. Puedes repetir un fragmento de la entrada o agregar una descripción completamente nueva; ésta sólo será visible cuando la entrada esté resumida, una vez que el lector ingrese a la entrada esta descripción no se visualizará.

Publicar un comentario

2 Comentarios

  1. Excelente artículo. Nunca creí en eso del fin del mundo, pero, ¿En qué te basas para decir que Dios existe? Ni siquiera lo he visto, y además el mundo va de mal en peor... ¿No dicen que "Dios es amor"? Espero tu respuesta, Panchito.

    Saludos y sigue escribiendo: me gusta leer tus artículos.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. José: Gracias por tu comentario. Y qué bueno que nunca hayas creído en esas profecías mulas. Pero me llama la atención lo que me preguntas, puesto que no es necesario ver a Dios para saber que existe. Para ello hay dos pruebas: las cosas que existen en el mundo, y nosotros mismos.

      Verás: las flores, árboles, paisajes hermosos y animales tienen un diseño único y sorprendente. Piensa en ti mismo cómo estás hecho. Concordarás conmigo que nosotros los seres humanos estamos hechos de manera más compleja que una casa. Sin embargo, nadie duda de que alguien construyó la casa donde habitamos.

      Si una casa tiene diseñador, es lógico que nosotros tenemos uno también, y ese no es otro que Dios, el mayor diseñador que puede existir. (Si tienes Biblia, léete estos textos: Romanos 1:20 y Hebreos 3:4). No ver a Dios no significa que no exista: al fin y al cabo, no vemos el viento, ni la fuerza de gravedad, pero sí la sentimos cuando el viento choca en nuestra cara o cuando una manzana se cae de un árbol en nuestra cabeza.

      Con respecto a por qué el mundo va de mal en peor, la respuesta es porque Dios no gobierna este mundo, sino el enemigo, el Diablo (1 Juan 5:14). Dios hará cambios dentro de poco, como los que se explicaron brevemente en este artículo. Busca la sección "Se vienen tiempos mejores" aquí en mi blog para leer más detalles.

      Espero que mi respuesta te haya agradado. Saludos!

      Borrar

Estimado/a lector/a: agradezco tu tiempo al leer este artículo. Si gustas, puedes dejarme tus impresiones,en el siguiente formulario.

Por favor, evita comentar con groserías, insultos o frases de doble sentido. Muéstrame lo mejor de tu ortografía . No me hago responsable por comentarios de terceros. Recuerda que cada comentario lo respondo a la brevedad. Vuelve en un par de días y lee la respuesta. :D