320. Justicia para Emma | T13/A52

Este artículo fue comentado en nuestro podcast:

 
 


Me encantan los animales. En especial las mascotas. Y muy especial aun, los gatos. Adoro los gatos, y creo que quienes me leen seguido saben que es así. El artículo anterior trataba justamente de Jerónimo III, mi mascota (si no lo has leído, te invito a que lo leas aquí). Lo cierto es que, como me encantan los animales, no solamente los gatos, sufro mucho cuando me entero de algún maltrato animal por parte de un energúmeno.

En los albores de mi blog, en la temporada 3, les comenté acerca de otro tipo de maltrato animal, referente a los toros, ¿se acuerdan? Pues siempre he sentido que la agresión hacia los animales es una maldad horrible. Y hace unos días me enteré de un terrible caso de maltrato animal acá en Chile, protagonizado por una mocosilla de tan sólo 14 años.

Según indica el portal de noticias adn.cl, esta niña (niña entre muchas comillas) se le ocurrió la fantástica idea de torturar a una gatita, llamada Emma, dejándola con problemas en los ojos, en sus orejas, y dos de sus cojinetes en las patas quemadas. Sí: QUEMADAS. Debido a la gravedad de sus heridas, finalmente Emma murió, a pesar de los intentos por salvarla.

Marchas exigiendo justicia (tomada de adn.cl)
A tanto llegó el impacto de este caso, que hubo protestas en todo el país llamando a la justicia para esta pobre gata. La mamá, intentando justificar ese acto, indicó que estaba bajo tratamiento con medicamentos. A este caso se le suma uno, ocurrido el año pasado, donde un estúpido (esa es la palabra más adecuada) mató a palos a una gata preñada en un supermercado.

Bibliografía de ambas noticias:
1. Justicia para Emma: El caso de maltrato animal que terminó con una pequeña gatita muerta
2. Gata preñada muere apaleada en supermercado Unimarc de Las Condes y alcalde presenta querella

¿Hasta cuándo deberemos soportar a idiotas como estos dos personajes? ¿Cómo puede ser tanta la maldad dentro de ellos como para matar a animales indefensos? Existe una ley que supuestamente endurecería las penas para quienes maltratan animales. Pero, obvio, una ley no es más que un mandato... una ley no puede cambiar el corazón y el alma de estos criminales, porque al final quienes se abstienen de maltratar a gatos, perros, etc., lo hacen más por miedo a la condena de la ley, que por amor y cariño a los animales.

 Publicación en Facebook comunicando la muerte de Emma

La ley nunca, pero nunca podrá reemplazar la crianza que se reciba en casa. Es en el hogar donde se debe enseñar a respetar a todos los seres vivos. Y esto, claramente, incluye tanto a los animales como a las plantas. Todos merecemos vivir y en paz. Pero bueno, este mundo está en decadencia, y eso todo el mundo lo sabe.

¿Saben? No quiero lograr con este artículo que la gente cambie. No soy nadie para hacer eso. Solo me estoy desahogando de ver tanta injusticia y maldad en este mundo. Pronto cambiará, pero por mientras, deberemos aguantar todo este caos en que vivimos. Por lo pronto, espero que se haga justicia para Emma, y para todos los animales que no tienen cómo defenderse. ¡Saludos!

_____________________________________________

Estoy en las redes sociales
Estamos en Google+

Puedes mantenerte al día si me sigues tanto en el Fanpage de Donde Panchito en Facebook, como en mi página en Google+, en Twitter y en Instagram. ¡Sígueme y podrás estar conectado con Donde Panchito!

Publicar un comentario

4 Comentarios

Jorge Alejandro dijo…
Pues acostumbrate waxo que la vida sigue, le doy gracias a la vida que mi gatito sigue vivo y sano y ojala todos fueran así pero la vrd no es asi
Anónimo dijo…
Una lástima... Jorge tiene razón: ojalá todos cuidáramos de los animales, pero no es así. ¡Saludos!
Panchito dijo…
Hola Jorge Alejandro: un placer tenerte por acá. Gracias por tu comentario. Sí, es verdad que la vida sigue, y este artículo fue mas para un desahogo, porque obviamente no puedo hacer mucho al respecto. Solo seguir cuidando a mi gatito y respetar la vida de otros animales. ¡Saludos!
Panchito dijo…
Sí, es una lástima Anónimo: es triste el maltrato animal y da rabia. Ojalá, como dices tú y Jorge, la gente realmente cuidara de los animales, aunque siendo realista, es muy difícil. ¡Saludos!