370. Mamá gata

Este artículo está en "Radio Donde Panchito". ¡Escúchalo!

La reacción de los animales me hace pensar en lo bajo que son algunos seres humanos

 

Ustedes saben que soy fanático de los gatos. Me encantan. Prueba de ello son las innumerables mascotas que he tenido: Fanny, Jerónimo I, II y III y Óliver. De Jerónimo II les hablé hace algunos años, y de Jerónimo III también. Pero, en general, me gustan los animales. Y, como corresponde, hay que cuidarlos y protegerlos. Por eso me dio tanta rabia cuando supe del caso de la gatita Emma, o cuando les hablé del maltrato a los toros en las plazas de España, por mencionar algunos ejemplos. Esto me hace pensar en cómo el ser humano ha caido tan bajo. De hecho, lo ocurrido la hace dos semanas me lo confirma aún más.

Jerónimo III

Verán, estaba en mi trabajo cuando, de pronto, mi mamá manda un vídeo al grupo de whatsapp de la familia, donde se aprecia una gatita chiquitita, seguramente nacida hace poco, abandonada en el patio de la casa. Mis papás la entraron y la comenzaron a cuidar. Pero no podían quedarse con ella, puesto que ya se habían comprometido a adoptar otra gatita que, por cierto, les llegó la semana pasada. Me ofrecí a quedarme con ella. Incluso le puse un nombre: Fanny, para perpetuar la memoria de la anterior gatita llamada así.

 

Vídeo que nos mandó mi madre al grupo de Whatsapp

Luego del trabajo, fui a casa de mis padres. Y allí estaba, en una cajita, durmiendo. Despertó y mi mamá le dio un poco de leche. Aun no podía abrir los ojitos. Me dio mucha pena. ¿Quién la habrá botado en la casa? ¿Quién fue el indolente que hizo eso? Pero la historia estaba a punto de cambiar...

La gatita comenzó a llorar. La acurrucamos en su camita, pero aun lloraba. En eso, de fuera de la casa, escuchamos un gato maullar muy fuerte. Se me ocurrió abrir la puerta y veo al gato (gata, mejor dicho), maullando para todos lados. Pensé que podría ser la mamá de la gatita chiquitita, así que le acerqué la caja con la gatita, para que la gata pudiera verla. La gata lentamente se acercaba y se alejaba, y de paso me miraba y me gruñía. Estaba enojada: como pensando que yo me la había quedado. "No te preocupes, gata. Si es tu hija, llévatela. Es mejor que esté contigo", le dije.

Habremos estado así unos 5 minutos hasta que, se acercó y olfateó a la gatita, mientras ésta aun lloraba. En eso, la toma por el cuello, y se la lleva. ¡Era efectivamente la mamá! La seguí y se metió en otra casa, seguramente donde tenía su hogar y el resto de sus hijos, si es que los tenía. La mamá gata salió a buscar a su hijita, y pudo hallarla en casa de mis padres, no tan lejos de donde ella vivía.

Llegué a la conclusión de que es probable de que se le haya caído accidentalmente su hija mientras la trasladaba. Es una posibilidad, pero lo que me llama más la atención es cómo, al darse cuenta que no estaba, salió en su búsqueda. Ese sí es amor de mamá. ¡Increible lo que podemos aprender de los animales!

Pero, ¿qué hacen muchos padres con sus hijos? Algunos los abandonan como si fueran meros objetos. Otros niños ni siquiera nacen porque los abortan. Muchos papás ni siquiera pagan las pensiones de alimentos por sus hijos. Sólo disfrutan el momento y, cuando ella queda embarazada, ellos desaparecen. Otros papás los maltratan... en fin... Obviamente no todos los padres son así, pero les aseguro que todos quienes me leen habrán escuchado, o saben de algún caso de los mencionados aquí. ¡Cuánto podemos aprender de esta mamá gata, quien no dio por perdida a su hijita, salió a buscarla, y ahora estan juntas!

Publicar un comentario

2 Comentarios

  1. ¡Que triste! Lo bueno es que su mamá arregló el error que cometió. Es un amor de mamá :D

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Anónimo: Gracias por responder. Para la otra si gustas deja tu nombre y así mi respuesta será más personalizada.

      Y sí, es muy probable de que la mamá gata haya arreglado el error. Pero, independiente de cómo perdió su gatita, demostró amor gatuno al buscarla. ¡Saludos!

      Borrar

Estimado/a lector/a: agradezco tu tiempo al leer este artículo. Si gustas, puedes dejarme tus impresiones,en el siguiente formulario.

Por favor, evita comentar con groserías, insultos o frases de doble sentido. Muéstrame lo mejor de tu ortografía . No me hago responsable por comentarios de terceros. Recuerda que cada comentario lo respondo a la brevedad. Vuelve en un par de días y lee la respuesta. :D