216. ¡Quemado vivo!

Tomado de Biobío Chile.

El adjetivo mínimo que puedo usar para describir lo que les voy a contar es: ESPANTOSO. Y es que lo que ocurrió el día de ayer en el ex-supermercado donde trabajé durante 4 años y medio me dejó total y absolutamente helado.

Cuando estaba cerrando, un cajero del Servipag (un local donde se pueden pagar cuentas y hacer envíos y depósitos de dinero, entre otras cosas) estaba ordenando su dinero para irse a su hogar luego de una tarde de trabajo. Este lugar está ubicado en el supermercado Mayorista 10 de Hualpén, al interior de éste. En eso estaba cuando, al parecer, dos delincuentes intentaron robar la recaudación del día. Al oponerse, lo rociaron con bencina y lo quemaron vivo.

Sí: usted leyó bien. No es una broma de mal gusto, ni un chiste: LO QUEMARON VIVO.

Links de la noticia:

Tuvo quemaduras en un 50% de su cuerpo, siendo trasladado al Hospital de Concepción. Debido a la gravedad de sus quemaduras, deberá ser trasladado a la capital, Santiago de Chile, para salvarle la vida. Los carabineros lograron dar con dos presuntos culpables de tamaña maldad, pero no quedaron presos, puesto que se rumoreaba que eran ellos, y no hay pruebas de su participación en los hechos.

Pero, por Dios. ¿A dónde hemos llegado? ¿Por qué quemar a un hombre con tal de llevarse el dinero? El cajero en cuestión está casado y tiene dos hijas. La sensación de impunidad que existe es propicio para que hechos de este tipo sigan ocurriendo y, lo que es peor, se agraven.

Mi intención no es hacer que la clase política haga algo: yo tengo más que claro que no harán nada; y si lo hicieran, serían puros parches, y no una solución de fondo. La cosa va más allá: la maldad que impera en el mundo está fuera de control y los seres humanos (aunque algunos tengan todas las buenas intenciones) no están hechos para solucionar este y otros problemas.

Sólo me queda esperar que el cajero salga de esta, y que Dios nos ayude a aguantar hasta que llegue el fin de este malvado mundo. Buenas noches (bueno... lo de BUENAS noches es relativo, después de esta noticia, debería decir MALAS noches) a todos.
Aquí va la descripción personalizada de la entrada que queremos mostrar y que sólo se verá en la portada del blog. Puedes repetir un fragmento de la entrada o agregar una descripción completamente nueva; ésta sólo será visible cuando la entrada esté resumida, una vez que el lector ingrese a la entrada esta descripción no se visualizará.

Publicar un comentario

4 Comentarios

Carlos dijo…
TERRIBLE.
Panchito dijo…
Espantoso Carlos :(
SB dijo…
Buenas noches Panchito, tiempo sin poder comentar tus artículos, soy Sophy. Sabes, leyendo este articulo he quedado pensativa y al mismo tiempo asustada. ¿Te digo por qué? Verás, no sé si estarás enterado pero, acá en mi país la violencia está horrible, hay un promedio de 24 asesinatos diarios, y situaciones como esta que hoy comentas aquí, no me resulta tan novedoso, horrible sí, obviamente. Pero novedoso no :( acá en mi país este tipo de cosas es el pan de cada día, muertes como esta, desmembramiento, tortura, es nuestro diario vivir. Es horrible... y en cierta forma, viendolo desde otro punto de vista, me resulta grato leer esto porque quiere decir que tú no estás acostumbrado a vivirlo, que cosas así no son tan frecuentes, que allá esto no lo viven a diario, que viven mejor y mas seguro. Pero me resulta espantoso el grado de crueldad e inconciencia y poco amor que tienen las personas hoy en día, ese egoísmo de querer hacer cosas atroces a una persona por obtener el propio beneficio. Espero de corazón que allá y aquí se haga justicia y que actos como este no se repitan en tu tierra, y que el trabajador pueda recuperarse pronto, también del trauma :c Saludos desde acá!
Panchito dijo…
Sophy: ¿Me vas a creer que ahora recién vi tu comentario? Se me escabulló entre todos los que me llegan :(

Para alegría, el cajero se recuperó. Uno de los que lo quemaron se mató en la cárcel y del otro... no sé si le habrán dado condena. Espero que allá las cosas hayan mejorado en estos años. Qué tristeza vivir en un mundo así... :(