287. Discriminado


A lo largo de mi vida varias veces he tenido que salir a buscar empleo. Hoy no es la excepción. Hace un poco más de un mes que me despidieron por necesidades de la empresa de mi antiguo empleo. Fueron 20 meses muy movidos y lo que gané me sirvió para juntar el dinero que me faltaba para poder casarme.

Ahora, luego de descansar un par de semanas, comencé a buscar empleo. He postulado tanto presencialmente como por internet, y he dejado currículums en diferentes lugares (de acuerdo a mi experiencia) aunque no necesiten gente, por si las moscas. Sin embargo, encontrar empleo no es fácil.

El otro día me acordé de una situación que me sucedió años atrás, luego que me despidieran del Mayorista 10 (también por necesidades de la empresa). Estaba en una situación idéntica a la actual. No tenía empleo y comencé a dejar currículums en todas partes. Hasta que, un día, me llamaron de un supermercado para ir a una entrevista de trabajo. Yo, feliz, acepté.

Al llegar al supermercado, ubicado en la Avenida Los Carrera de Concepción, a eso de las tres de la tarde, pregunté por el encargado de recursos humanos, quien me había citado a la entrevista. El guardia, luego de preguntarme si venia a las entrevistas, me indicó que subiera al área de oficinas, en el 2do piso. Al hacerlo, ¡Wow! Una tremenda fila de jóvenes esperando ser entrevistados. "Vaya, esto demorará su resto", me dije.

Cuando por fin pude entrar a la oficina, recuerdo que habían tres mujeres, una a cada lado haciendo sus quehaceres, y otra frente a mi, en un escritorio, diciéndome: "Buenas tardes joven. Tome asiento". Luego de una pequeña introducción, me pidió mi currículum. Le dije: "Pero si ya vine a dejar uno poh, no es culpa mía que lo pierdan Aquí tiene". Lo examinó y me dijo: "¿Así que tiene experiencia como cajero y supervisor de cajas, ¿no?", a lo que asentí. Siguió leyendo y concluyó: "Me interesa su experiencia como cajero y todo lo demás. Pero aquí no contratamos hombres para caja. Sólo mujeres. Así que muchas gracias por su tiempo".

Cuando oí eso, quedé atónito. Sinceramente no reaccioné en un principio. Unos segundos después, le dije: "¿Me quiere decir que, aunque tenga experiencia de sobra para el cargo que necesitan, no pueden contratarme porque... no soy mujer?". "Sí, son políticas de la empresa", me respondió. La miré y le dije: "Me parece discriminatorio excluirme sólo por ser hombre, sin siquiera fijarse en mi experiencia en manejo de dinero". A lo que ella me dijo, concluyendo: "Así funciona este sistema pues joven. Y le agradezco que haya venido, pero no cumple con lo que andamos buscando".

Rendido, me paré, me despedí y me fui. Perdí más de una hora sólo porque... Ammm... No era mujer... Y eso que experiencia en caja la tenía, y la sigo teniendo hasta el momento.

En ese momento sentí cómo es ser discriminado por cualquier situación: ser mujer, ser hombre, por tu color de piel, por tu religión, por tus convicciones políticas, por tu nacionalidad... Es increíble que por cada cosa nos pueden discriminar y excluir de ciertos lugares. En mi caso, por el simple hecho de ser hombre no podía optar a un empleo. ¿Por qué? Las famosas políticas de la empresa... O no es lo que buscan... Es que el sistema funciona así. El problema es este: el sistema está JODIDAMENTE MALO. Y esa es una realidad irrefutable.

Amigos: ser discriminado duele. Mi caso fue pequeño. No me eché a llorar por lo vivido, aunque sí me enojé y lo encontré injusto. Pero pensándolo bien, eso no fue nada comparado a cómo discriminan, por ejemplo, por el sencillo hecho de tener la piel de otro color. Eso sí que es un absurdo. Como botón de muestra, sírvanse ver este vídeo, donde se ve como unos niños españoles discriminan y molestan a un niño porque no es blanco como ellos.


En youtube pueden ver el vídeo completo, donde se ve que le gritan "No eres blanco" y le pegan al pobre niño. ¡Qué lástima! ¿Ese es el mundo que queremos inculcar? ¿Discriminar a quienes son diferentes a nosotros en algunas cosas? Es triste. Sé que esto pronto acabará, pero mientras, no podemos ser así. Es un acto inmoral e insensible por quienes, aunque se diferencian de nosotros en cosas triviales, son personas, son seres humanos igual que tú, igual que yo. ¡Cuidado con la discriminación!

Mitad del mes de abril. El otro mes es el mes aniversario donde este blog ya cumplirá 12 años de existencia. ¡Gracias por seguirme y por leerme! No tengo ninguna intención de dejar de escribir, y tengo ideas para rato. Eso me gusta y me da el empuje para nunca cerrar Donde Panchito. ¡Hasta el siguiente artículo!
_____________________________

Estoy en las redes sociales
Estamos en Google+

Puedes mantenerte al día si me sigues tanto en el Fanpage de Donde Panchito en Facebook, como en mi página en Google+ y en Twitter. ¡Sígueme y podrás estar conectado con Donde Panchito!

Publicar un comentario

7 Comentarios

Wladimir dijo…
El problema de la discriminación es un cuento de nunca acabar. Ahora que han llegado muchos inmigrantes a Chile, veo con vergüenza cómo gente de mi propia nacionalidad, chilenos, tratan a quienes llegan como si fueran dueños de esta tierra. ¡Qué estupidez!

Saludos amigo mio. Buen artículo este que acabo de leer.
Panchito dijo…
Wladimir: La discriminación es una tontera. No tiene ninguna validez, ni ninguna circunstancia que lo apruebe. Tienes razón: este angosto trozo de tierra llamado Chile ni siquiera es nuestro. Es más: ni siquiera deberían haber fronteras porque todos somos iguales. Pero bueno... así está el mundo por ahora.

Gracias por comentar y disculpa la demora. El internet está muy lento acá donde vivo u.u
Anónimo dijo…
Hola amigo
Para empezar ni se donde estoy pero tu blog esta muy llamativa, tienes muchacho
Panchito dijo…
Hola Anónimo: ammm... ¿no sabes dónde estás? Pues... ¡Menos yo! :P

Que bueno que te llame la atención mi blog. Puedes seguir leyendo lo que escribiré en el futuro. Gracias por tu comentario.
Anónimo dijo…
Me gustaría que hablaras de como esta el decadencia este mundo, ayer estaba leyendo una revista de polemicas y apareció el supuesto "fin del mundo" cual no llegó. Pero noto que cada vez veo que la raza humana se esta autoextinguiendo. Saludos panchito
Panchito dijo…
Anónimo: debo suponer que eres la misma persona que ha comentario en varios artículos. Gracias por tus palabras.

De que el mundo está en decadencia, lo está. En varios artículos toco ese tema, pero si quieres saber mi opinión sobre "el fin del mundo", puedes leer el artículo 187 titulado "El día después del fin del mundo", donde toco el tema más a profundidad. Saludos :D
Mr.carl dijo…
Es mi primera vez escribiendo aquí, es más. Me meti a internet con el fin de saciar mi mente de conocimiento y veo esto y me di una probada. No esta mal, creo que tienes tus fans. Saludos desde... Un lugar