392. Esperanza, parte 3

Escucha este artículo (4:59 min)


Creo que a todos les viene muy bien escuchar buenas noticias. Claro, al vivir en un mundo donde abundan las noticias malas, encontrar alguna que sea buena puede ser complicado. Pero no es imposible. En la primera parte hablamos de lo importante que es la esperanza y por qué es difícil cultivarla en estos tiempos complicados. En la segunda parte tocamos el tema de la soberanía, y por qué Dios es el único que está capacitado para gobernar a los seres humanos. También vimos cómo el mundo va de mal en peor, por muy buenas intenciones que tengan las personas por cambiar las cosas para mejor. En esta tercera y última parte de esta serie, veremos cuáles son los cambios de raíz que necesita la humanidad y quién se encargará de que esos cambios sean una realidad.

Nota: este es el último artículo que se basará en la Biblia en este blog durante mucho tiempo. Tengo varios bosquejos de artículos que pienso publicar una vez terminada esta serie.

Los cambios que necesitamos


Ningún conflicto armado existirá bajo el arreglo de Dios

a) Paz y seguridad: yo he sufrido dos asaltos en mi vida, y en el último casi pierdo mi vida. La delincuencia será cosa del pasado cuando Dios se encargue personalmente de limpiar la tierra de las personas que sólo causan daño a los demás. Tampoco existirán las guerras y los daños colaterales que estas causan, ni tampoco habrá quienes abusen de su poder o autoridad (lee Salmo 37:10, 11 y Miqueas 4:3, 4)


¿Te imaginas volver a abrazar a ese amigo o familiar que ha fallecido?

b) La muerte será eliminada: ningún ser humano puede prometer que eliminará la muerte en su mandato. Pero Dios tiene el poder (y las ganas) de acabar para siempre con la muerte. No solamente eso, sino que también hará que quienes hayan muerto a lo largo de la historia humana puedan volver a la vida y tener la oportunidad de vivir en paz y seguridad (lee Isaías 25:8 y Hechos 24:15)


Habrá comida en abundancia para todas las personas

c) Comida para todos: ya no habrán niñitos muriéndose de hambre en distintas partes del mundo, ni personas que no tengan qué echarle a la olla para comer. Habrá abundancia de comida para todos (lee Salmo 72:16)

¡Qué genial será no enfermar nunca más!

d) No existirán los hospitales ni las clínicas: claro, porque no habrán enfermedades. Jamás necesitaremos remedios ni gastar altas sumas de dinero en operaciones y tratamientos contra el cáncer, el sida u otras enfermedades. Ni siquiera nos resfriaremos. Tampoco habrá personas ciegas, mudas o cojas, o con alguna otra clase de discapacidad física, mental o emocional. Seremos perfectos físicamente hablando (lee Isaías 33:24; 35:5, 6)

Pronto viviremos en un mundo limpio

e) Un mundo libre de contaminación: Dios también hará que la tierra se limpie por completo y se encargará de que nadie más contamine este hermoso planeta (lee Apocalipsis 11:18 en la parte final)

¿Cuándo?

Dios promete (y lo cumplirá sin falta) estas cosas y muchas más. Sí: esto que te he mencionado es sólo una pequeñísima muestra de lo genial que será vivir cuando se hagan estos cambios. Sin embargo, puede que alguien pregunte: "Ya, sería fantásticos que fuera así. Pero, ¿Cuándo será?". Es una buena pregunta, pero como esta serie está llegando a su fin, la respuesta no podré dártela aquí. Sin embargo, Dios quiere que hallemos las respuestas a éstas y cualesquier otra pregunta que pudiera surgirnos.

Referente a este tema, te dejaré un enlace al final de este artículo donde podrás hallar información más detallada sobre el mundo que Dios nos ofrece a todos. Sí: a todos. A ti, a mi y a tus amigos y familia. ¡A todos! Además, puedes conversar conmigo en los comentarios o escribir a mi correo personal flandorjw@gmail.com para que charlemos sobre el maravilloso futuro que nos espera si estamos cerca de Dios. ¡Sí! Ahora sí que podemos ver el futuro con esperanza, la esperanza que sólo Dios puede darnos: la de vivir para siempre en un mundo libre de maldad y sufrimiento. ¡Gracias por leerme!


Publicar un comentario

2 Comentarios

  1. Panchito:

    Muy lindo el artículo. Leí el enlace adjunto y me pareció interesante. También me gustó el que tenga audio para escuchar lo que escribes. :D

    Saludos!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Wladimir: que bueno que te haya gustado el artículo y que hayas leído el archivo adjunto. Con respecto a eso, puedes conversar conmigo a mi correo indicado al final de lo que escribí.

      Los audios son buenos: pretendo que todos los artículos tengan el suyo :D

      Saludos para ti también

      Borrar

Estimado/a lector/a: agradezco tu tiempo al leer este artículo. Si gustas, puedes dejarme tus impresiones,en el siguiente formulario.

Por favor, evita comentar con groserías, insultos o frases de doble sentido. Muéstrame lo mejor de tu ortografía . No me hago responsable por comentarios de terceros. Recuerda que cada comentario lo respondo a la brevedad. Vuelve en un par de días y lee la respuesta. :D