231. ¡Cuidado al comprar por internet!


Comprar por internet... ¿Quien se iba a imaginar eso hace unos 20 ó 25 años atrás? Hoy en día muchas cosas se pueden comprar a través de la web y te las dejan en la puerta de tu casa. Yo, de hecho, he comprado y vendido de esa forma, y suele ser muy rápido. Me gusta esa forma de compra y venta. Las empresas del retail entienden eso y hacen ofertones por internet para incentivar la compra on line.Aquí va la descripción personalizada de la entrada que queremos mostrar y que sólo se verá en la portada del blog. Puedes repetir un fragmento de la entrada o agregar una descripción completamente nueva; ésta sólo será visible cuando la entrada esté resumida, una vez que el lector ingrese a la entrada esta descripción no se visualizará.

Pero, lo que les voy a contar es algo que me pasó el año recién pasado. Es algo que, si bien es cierto se solucionó, da cuenta de que, a pesar de que tiene sus ventajas comprar por internet, hay que tener cuidado para no encontrarse con sorpresas más adelante.

Buscando un netbook por internet

Hacia mediados de la década pasada irrumpieron en el mercado una derivación de los computadores personales, más conocidos como notebook, pero en versión más pequeña. Surgían como un ave fénix los llamados netbooks, que tenían la ventaja de ser más fáciles de portar, aunque no contaban con lector de CD/DVD. Estos aparatos duraron un tiempo hasta que las tabletas se metieron y los sacaron del mercado. Por lo menos, yo nunca más vi un netbook en alguna tienda a la venta.

Yo andaba en busca de una de esas. A pesar de que poseo una tablet windows 10, buscaba un netbook para poder tener la movilidad de, por ejemplo, escribir en mi blog en cualquier lugar. Así que me metí a Mercado Libre (para qué dar una definición de ese lugar, creo que todo el mundo lo conoce) en busca de uno... y lo hallé.

El netbook que compré
Leí las características y me parecieron más que suficientes para lo que lo necesitaba, así que lo compré. Tenía la opción de "Mercado Pago", usando una tarjeta de crédito. Como yo no tengo una, mi padre accedió a prestarme la suya y la pagué en 3 cuotas. Me contacto con el sujeto que me lo vendió y me dice: "No, amigo. No acepto mercado pago porque da muchos problemas. Déjame devolverte el dinero y mejor me pagas en efectivo o transferencia". "Está bien", le respondí. Me envió un pantallazo indicando que me habían devuelto el dinero a la cuenta de mi padre. Luego de eso, le hice una transferencia a su cuenta en el banco. Él me envió el netbook y una semana después lo fui a recoger a la empresa de encomiendas.

Comienzan los problemas

Unas semanas después, mi papá me llama preguntando por un saldo descontado de su tarjeta por concepto de una compra en Mercado Libre. Yo, extrañado, voy y veo su cartola. Y, claro, estos jetones no borraron la venta hecha por Mercado Pago y, finalmente, le cobraron a mi papá el Netbook. Estaba molesto, porque ya lo había pagado en efectivo y después salía pagado nuevamente con la tarjeta.

Me contacté con el que me vendió el netbook y me indicó que lo había borrado y que le habían devuelto el dinero a mi papá. Me sugirió que hablara con el soporte técnico de Mercado Libre. Y eso hice...  o al menos, eso intenté hacer.

Busco en la página de Mercado Libre y no había ningún mail o teléfono para poder reclamar. Buscaba por todo el sitio y no había nada de nada. Busqué por internet, y los dos números que hallé eran números que no existían. Curiosamente, encontré muchos reclamos de gente que intentaba contactarse con los tipos de Mercado Libre y no podían. "Esto me huele mal", me dije. "No te has duchado", me respondió mi novia Carla. Siempre tan graciosa ella :P

Reclamo que puse en Facebook
Finalmente encontré una página en Facebook de Mercado Libre, donde, para variar, en cada publicación que subían aparecían reclamos por muchos motivos, incluyendo los dobles cobros de Mercado Pago. En un principio, el tipo que manejaba la página de Facebook intentaba responder los comentarios, pero eran tantos que después ni se dignaba a responder, y lo entiendo. Debe ser frustrante.

En un intento por ver si me pescaban, puse un comentario explicando la situación pero, como era de suponerse, no me contestaron. Así que les mandé un mensaje por interno. A las horas me respondieron. Me explicaron que en el estado de cuenta siguiente vendría el descuento por el netbook que no se compró vía Mercado Pago. Al fin, había recibido una respuesta.

¡Cuidado si compras por internet!

Si bien es cierto mi problema se solucionó, el trago amargo de tener que hacer malabares para arreglarlo nadie me lo quita. El netbook lo tengo y funciona de mil maravillas con el Windows XP y el 8.1 (tengo ambos sistemas instalados). Pero, pensándolo bien, quizá cuántos casos aun no se resuelven y al final les cobran el doble por el producto que compran. Y hay varias cosas truchas aun que puedes pillar en este tipo de sitios: envíos que se pierden, ofrecer productos a un precio muy inferior para no pagar comisión (por ejemplo vender un notebook a 200 lucas pero lo publican a 20 lucas no más) y así un largo etc. que puedes hallar en las compras por internet.

Este susto que tuve sólo fue eso, un susto. Todo salió bien, pero les aconsejo que tengan mucho cuidado al comprar por internet. Háganlo en páginas confiables y que tengan soporte en caso de problemas. Siempre se puede acudir al Servicio Nacional del Consumidor (SERNAC por sus siglas) para solucionar cualquier problema. La idea es no pasar por dificultades y, finalmente, disfrutar de poder comprar tus cosas desde la comodidad del hogar.

¡Wow! Ha pasado volando el primer mes del año y la 10ma temporada de Donde Panchito va viento en popa. Tengo más de 30 artículos en borrador que iré publicando periódicamente en mi blog. Y tú, ¿has tenido malas experiencias comprando en la web? Conversemos en los comentarios. ¡Gracias por leerme!

Publicar un comentario

0 Comentarios