280. La caja sólo efectivo



Hace unos días atrás fui al supermercado a comprar algunas cositas para tomar once. Estaba buscando una caja habilitada (ya que siempre sucede que, de 15 cajas disponibles, abren sólo 3 ó 4) cuando, al llegar a una, veo un letrero gigante que dice: "Sólo efectivo". Como iba a pagar con tarjeta, seguí avanzando hasta que me puse en una fila de otra caja.

Estaba esperando que la cosa avanzara cuando, de pronto, se oye una discusión en la caja donde intenté pasar yo, la de "sólo efectivo". La cajera estaba intentando explicarle a una señora que no tenía habilitado el pago con tarjetas de débito, por lo que debía tomar su pedido y cambiarse de caja. La señora alegaba diciendo que tenía que atenderla, que ella era la cliente y tenía la razón, y otras cosas que no lograba entender. Una guardia quería poner orden, pero la cliente no cedía en absoluto.

Luego de algunos minutos, la señora, junto con su acompañante, una chica, tomaron de mala gana sus productos, y lanzando improperios a la cajera y a la guardia, se cambian a la caja donde estaba yo, y se ubican justamente detrás de mí. Yo sólo atiné a continuar esperando, intentando no hacer caso de las palabras que seguía murmurando la señora detrás de mí.

Al cabo de un par de minutos, la señora seguía furiosa y mirando a la guardia mientras ésta hacía sus quehaceres como si no hubiera pasado nada. La guardia estaba en otra: el problema de la caja era cosa del pasado... pero para la señora que estaba en la fila, parece que era muy difícil olvidar lo sucedido, puesto que seguía con sus alegatos y lanzando improperios, burlándose de su condición física.

De pronto, me di vuelta. Estaba molesto porque ya estaba hastiado de escucharla. No sé qué cara habré puesto, pero la señora se calló de inmediato. Me di vuelta nuevamente y pagué mis productos. La señora seguía con sus alegatos, pero preferí ceder e irme a casa luego de pagar.

Este mundo es muy violento, tanto física como verbalmente. Si todos pusiéramos nuestro granito de arena para hacer un mundo mejor, viviríamos más felices, y menos amargados. Les dejo a su criterio qué hacer de aquí en adelante con nuestros actos. Hasta el siguiente artículo.
_____________________________________________

Estamos en las redes sociales
Estamos en Google+

Puedes mantenerte al día si me sigues tanto en el Fanpage de Donde Panchito en Facebook, como en mi página en Google+ y en Twitter. ¡Sígueme y podrás estar conectado con Donde Panchito!

Publicar un comentario

4 Comentarios

Anónimo dijo…
Qué pena la sociedad en que vivimos...
Panchito dijo…
Anónimo:

Gracias por comentar. Sí, ese es el mundo en que vivimos. Muy triste, ¿cierto?

Para la próxima puedes dejar tu nombre en el comentario con total confianza y así la respuesta será más personalizada.

Saludos.
Unknown dijo…
Muy bueno 10/10