291. El niño del medio millón de pesos


La siguiente historia que les quiero contar abre el mes de aniversario de mi blog. Y es que Donde Panchito este mes llegará a su 12do aniversario. ¡Cómo pasa el tiempo! Y de hace mucho tiempo atrás es la historia que quiero relatarles, y que me contaron cuando fui a ver a mis padres junto con mi esposa. Aquí va.

Un padre tenía tres hijos. Sus primeros dos hijos nacieron en un hospital público. Mi papá me contaba que este padre era muy esforzado. En uno de sus viajes al poblado de Mininco (Región de la Araucanía) obtuvo una suculenta cantidad de dinero, digamos... unos 500 mil pesos de la época (estamos hablando de hace mucho tiempo, año 1990 aproximadamente, y en ese entonces 500 mil pesos era muchísimo dinero). Entonces, decidió que iba a destinar ese dinero para que su esposa, que estaba embarazada, tuviera a su retoño en una clínica. "Voy a hacer que mi último hijo nazca en una clínica", decía él.

A decir verdad, en el hospital público no hubo problemas. Los dos partos fueron normales y la atención fue buena. Y pues que, al final, nació el último hijo, a quien este padre lo nombró como "El niño del medio millón de pesos", porque eso le costó aproximadamente el parto y la estadía en la clínica.

Cuando terminó de contar la historia, le dije a mi padre que era muy linda. Y él me dice: "Claro, si tú eres el niño del medio millón de pesos".

Mis dos hermanos nacieron en el Hospital Higueras de Talcahuano. Mi papá, luego de trabajar en Mininco, pagó para que yo naciera en la Clínica Francesa de Concepción, un 22 de febrero de 1990. Mi mamá me contaba que la atención fue excelente. Tenía su propio dormitorio donde estábamos ella y yo. Y bueno... ahí me di cuenta que yo era el niño del medio millón de pesos.

Los padres siempre desean lo mejor para sus hijos. Pero por muchos motivos no pueden hacerlo de manera equitativa. No es que mi padre quisiera menos a mi hermanos que a mí, ni mucho menos. Nos quiere a los tres por igual, y durante nuestra niñez se sacó la mugre para traer el pan a la mesa. Y hasta el día de hoy mi padre siempre se preocupa por los tres, aun habiéndonos casado y formado nuestras propias familias. Lo de la clínica fue algo que se dio, y bueno... hubiera dado lo mismo para la familia nacer en el hospital o en la clínica: igual llegué a este mundo y, 28 años después, aquí estoy escribiendo en este blog.

¡Comenzamos el mes aniversario! El día 16 se cumplen 12 años desde que abrí este lugar en 2006. Y miren: ya llevamos 220 mil visitas y nos falta poco para llegar a los 300 artículos. ¡Vamos viento en popa! Recuerda que este blog lo hacemos todos, así que espero tus comentarios. ¡Nos vemos en un siguiente artículo!
_____________________________________________

Estoy en las redes sociales
Estamos en Google+

Puedes mantenerte al día si me sigues tanto en el Fanpage de Donde Panchito en Facebook, como en mi página en Google+ y en Twitter. ¡Sígueme y podrás estar conectado con Donde Panchito!

Publicar un comentario

2 Comentarios

Estimado/a lector/a: agradezco tu tiempo al leer este artículo. Si gustas, puedes dejarme tus impresiones,en el siguiente formulario.

Por favor, evita comentar con groserías, insultos o frases de doble sentido. Muéstrame lo mejor de tu ortografía . No me hago responsable por comentarios de terceros. Recuerda que cada comentario lo respondo a la brevedad. Vuelve en un par de días y lee la respuesta. :D